• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Varios países de la región también han expresado su apoyo a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

Varios países de la región también han expresado su apoyo a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. | Foto: Reuters

Publicado 12 mayo 2016



La ALBA-TCP expresó su solidaridad a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y al líder del Partido de los Trabajadores (PT) Luiz Inácio Lula Da Silva, ambos sometido al acoso de la derecha de su país. 
 

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) rechazó este jueves el golpe de Estado parlamentario contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien fue reelecta en 2014 para un segundo mandato por 54 millones de personas de manera democrática. 

A través de un comunicado, los países que integran la ALBA-TCP calificaron de fuera de lugar el juicio político que aprobó el Senado contra la presidenta legítima Dilma Rousseff. 

“Es una maniobra disfrazada de legalidad para apartarla de su cargo y desacreditarla a ella y al Partido de los Trabajadores (PT), sin que existan razones legítimas ni fundamentos jurídicos para ello”, narra la comunicación. 

La organización denunció que sectores oligárquicos de Brasil, apoyados por los intereses imperialistas de las transnacionales y de grupos mediáticos, pretenden reinstaurar el neoliberalismo en la potencia económica de América Latina. 

La ALBA-TCP denunció que la derecha busca desviar la política exterior que mantiene Brasil con varios países del mundo. “La derecha busca desmantelar los programas sociales de los Gobiernos del PT, que han beneficiado ampliamente a millones de ciudadanos brasileños”, subraya la misiva. 

Este jueves 12 de mayo Michel Temer asumió como presidente interino de Brasil durante una ceremonia privada celebrada en la sede del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), donde prometió cambios severos en la economía, principalmente en cuanto a la potenciación del sector privado.

El especialista Beto Almeida dijo en entrevista exclusiva para teleSUR, que para el pueblo y en especial para los movimientos sociales de izquierda, las próximas semanas se traducen en una lucha constante y obligatoria en la calle para hacer ver a los brasileños y al resto del mundo a lo que están expuestos tras la separación de la Jefa de Estado del poder.

A su juicio, el programa de Gobierno de Temer podría atentar contra los logros sociales alcanzados en los últimos años por la abanderada del Partido de los Trabajadores (PT) y acabar con el deseo de los más de 54 millones de votantes que reeligieron un Gobierno popular y no neoliberal e impuesto de manera ilegal.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.