• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de la Asamblea Nacional, Henrry Ramos Allup, le tocó ceder ante la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El presidente de la Asamblea Nacional, Henrry Ramos Allup, le tocó ceder ante la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). | Foto: EFE

Publicado 13 enero 2016

A la bancada de la oposición venezolana no le quedaron más “argumentos” para no acatar la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que sentenció la desincorporación de tres diputados indígenas del Parlamento venezolano por irregularidades de votos. 

Con la expectativa de si habría quórum o no, inició lo que fue la segunda sesión ordinaria del Parlamento venezolano donde el tema principal fue la desincorporación de los tres candidatos a diputados del estado Amazonas (sur del país), impugnados por delitos electorales que fueron corroborados por la justicia.

¿Aceptarán o no los diputados conglomerados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)? Era la pregunta que mantenía en expectativa a los venezolanos, periodistas e incluso la bancada socialista.

¡Hay quórum! Inicia la sesión en la Asamblea Nacional. El secretario, Roberto Marrero, da lectura a la carta emitida por los tres diputados que para ese momento permanecían incorporados al Parlamento, Nirma Guarulla, Julio Ygarza y Romel Guzamana.

No deje de leer→ Mitos y realidades de la derecha como mayoría en el Parlamento venezolano

En ella expresaron la renuncia a los cargos a los que fueron elegidos en diciembre pasado, pero cometiendo delitos electorales que quedaron denotados, certificados, denunciados y revelados por la bancada revolucionaria. 

“Ellos piden ser desincorporados para defenderse judicialmente y evitar que con esta maniobra el TSJ haga nugatoria la actividad de la Asamblea Nacional”, afirmó el presidente de la AN, Henry Ramos Allup, la noche anterior a la sesión.

Aun así, los diputados conglomerados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) mantenían su negativa de restarle tres parlamentarios a la mayoría circunstancial que obtuvieron en las elecciones e intentaron juramentar a los suplentes, sin embargo, este procedimiento no cumplía el dictamen emitido por el máximo tribunal de la República.

Ante este escenario, los diputados del Gran Polo Patriótico (GPP) solicitaron una lectura exhaustiva, punto por punto, de la resolución del TSJ, así como su cumplimiento.

Entérese→ Salen a la luz más delitos electorales de la oposición venezolana el 6D

Sin más nada que hacer, sin más recursos que utilizar, el secretario Marrero da lectura a la desincorporación de los diputados indígenas. Pero esto no basta, la información tiene que salir de la boca del presidente Ramos Allup.

"Al parecer el diputado Héctor Rodríguez (oficialista) exige que la presidencia diga que se acata, o se cumple, o se observa palabras sinónimas, no tenemos ningún problema con decirlo si eso satisface o contribuye para que usted asista a la Cámara con sus diputados para cumplir con su deberes constitucionales. Que quede constancia de que cumplimos y acatamos”, declaró Allup.

¡Victoria popular, victoria popular! eran las consignas que se escuchaban desde los curules oficialistas.

Es así como entró en legalidad un Parlamento instalado hace nueve días, tiempo en el que los diputados de la MUD se han encargado de violar la Constitución, de acuerdo a las denuncias que ha realizado la bancada oficialista y que el TSJ corroboró.  

 

 

Seguido de aplausos, comentarios entre diputados, fotos, risas y caras largas o serias, se dio inicio a la orden del día.

El primer punto fue la designación de los presidentes y vicepresidentes de las Comisiones Permanentes.

Luego fueron juramentados los diputados suplentes y tras presentar un proyecto de acuerdo para rendirle homenaje al profesor Demetrio Boersner, quien falleció el pasado sábado, se escuchó la palabra ¡Aprobado!. 

Como punto tres en la orden del día, el diputado opositor, Julio Borges, inició el debate sobre un supuesto proyecto de ley para otorgar la propiedad de residencias a los beneficiados de la Gran Misión Vivienda, uno de los mayores logros de la Revolución tras haber otorgado un millón de hogares a familias venezolanas, desde el 2011. 

Vea→ Historia de la construcción de viviendas en Venezuela 

Según Borges, las familias no cuentan con el título de propiedad, sin embargo, el diputado oficialista Dario Vivas destacó que cada venezolano que recibe las llaves de su casa también obtiene el documento, lo cierto es que el “proyecto de ley” terminó siendo una idea que entró en debate, debido a que ningún parlamentario recibió en físico la propuesta.  

Borges dijo que en los próximos días presentaran una Ley de Barrios.

Vea en el próximo tuit el punto cuatro y cinco que se debatieron en el hemiciclo donde se convocó a otra sesión ordinaria para mañana (jueves), previo a la presentación de la Memoria y Cuenta del presidente del país, Nicolás Maduro, prevista para el viernes. 

 

Voces a las afueras del hemiciclo 

En el patio de la Asamblea Nacional se escucharon varios pronunciamientos. Voces como la del diputado por el Partido Socialista de Venezuela (PSUV), Héctor Rodríguez, recalcaron que hoy (miércoles) triunfó la democracia.

“Lamentable que nos hicieron perder dos semanas en algo que ya habíamos dicho, la decisión del TSJ está presentada con pruebas suficientes, hasta la voz del Gobernador de Amazonas se presentó. Es un triunfo que hallamos obligado a la derecha a retractarse”, comentó Rodríguez. 

En relación al presidente del Parlamento, el diputado dijo que Allup simboliza la vieja forma de hacer política en Venezuela, “no le critico su edad, con él volverá la forma adeca de hacer política en Venezuela, ¿vamos a permitir eso? esa es la gran reflexión, tenemos tiempo para parar eso”.

Lea también→ Oposición venezolana desafía políticas socialistas

A Julio Borges le tocó reconocer que este Gobierno ha construido un millón de viviendas, “siempre dijo que era una maqueta”.

Por su parte, el parlamentario oficialista, Diosdado Cabello, afirmó: "Ahora entramos en un nuevo escenario. Afortunadamente para el país, recularon en vivo y directo", refiriéndose al acato que hizo la bancada de la oposición. 

En referencia al debate de la Gran Misión Vivienda, el diputado Dario Vivas, comentó que la derecha lo que está buscando es mercantilizar la vivienda, “quieren ponerle la mano a ese millón de viviendas que representan la justa distribución de la riqueza”. 

Habla el pueblo

En los alrededores de la AN, el pueblo venezolano se mantuvo garante de los debates que se discutían dentro del hemiciclo. Sí, en las afueras del Parlamento, un espacio al que podían ingresar antes y que ahora la derecha no les permite el acceso, según denunciaron los entrevistados. 

Jorge Nava, venezolano, dijo que intentó ingresar pero que no lo dejaron, sin embargo, comentó que la sesión de este miércoles fue de victoria para la Revolución Bolivariana. 

“Una vez más ellos se equivocaron y quedaron mal ante los venezolanos que lo eligieron. Desde que llegaron a la AN se han dedicado a perder el tiempo porque vienen con un revanchismo”, apuntó. 

Asimismo, Liliana Mijarez, venezolana también, comentó que el día de la instalación de la AN la dejaron pasar, pero desde entonces se lo han negado. “Hoy el bloque de la Patria intentó que nos permitieran el acceso, pero la seguridad no lo permitió”.

Agregó que los parlamentarios no están cumpliendo con la lógica de lo que es legislar, “están obviando a un pueblo, están tratando de coartar la participación plena del pueblo”, sentenció.

Otro venezolano, Silvio Rondón, mencionó que los diputados opositores no tienen moral para discutir la Gran Misión Vivienda, “le hacemos un llamado al pueblo que no caigan en chantaje”. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.