• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Según analistas, la duda gira en torno a la capacidad que tendrá Clinton para tratar el tema de la deportación de indocumentados en Estados Unidos.
    En Profundidad

    Según analistas, la duda gira en torno a la capacidad que tendrá Clinton para tratar el tema de la deportación de indocumentados en Estados Unidos.

En las elecciones de Estados Unidos ningún aspirante puede ganar sin el voto hispano, un solo voto hispano puede arrasar con todo en estados con presencia latina, según experto. 

Las campañas de Hillary Clinton y Donald Trump, previo al día de las elecciones en EE.UU., fueron un duelo por los votos, sobre todo los que corresponden al sector hispano o latino. 

"El voto hispano es importante porque basta un solo voto hispano para que se lleve todos los votos en un estado, ese es el caso en Florida, California y Nueva York, estados que tienen una fuerte presencia hispana", explicó Patricio Zamorano, analista político y Director Ejecutivo de Infoamericas. 

En las elecciones estadounidenses no existe aspirante alguno que pueda triunfar sin el voto hispano, "el cual representa más o menos el 10 o 12 por ciento del padrón electoral", precisó Zamorano.

Referirse a los latinos como inmigrantes, etiqueta negativa y errónea, acarrea un riesgo porque tres de cada cuatro latinos no son inmigrantes y 90 por ciento de ellos son las segundas generaciones de inmigrantes nacidos en territorio estadounidense. 

Clinton y Trump ante el voto latino

La candidata demócrata Hillary Clinton ha sido "la más activa en generar una agenda pro hispanos, preocupándose en dar una solución importante al tema de la inmigración, ha generado alianzas con grupos hispanos y ha sido sensible al tema de la deportación", explicó el analista.

Sin embargo, una encuesta realizada por la firma demócrata Bendixen and Amandi y la firma republicana The Terrance Group señala que Clinton lleva entre los latinos una intención de voto menor al voto real que obtuvo Obama en las elecciones de 2012. 

Por su parte, Donald Trump, empresario y aspirante republicano, calificó como "violadores y criminales" a los inmigrantes, lo cual según Zamorano ha sido "una estrategia bastante arriesgada". 

Trump ha sido tan radical en sus propuestas sobre los indocumentados que incluso ha propuesto "expulsar del país a 11 millones de personas trabajadoras que buscan una mejor calidad de vida", subrayó el experto y agregó que tomar esa acción es "políticamente inmoral". 

Anteriormente, la campaña del republicano Mitt Romney, contrincante de Obam, no tuvo en cuenta lo que expresó Karl Rove, ex asesor de la Casa Blanca y estratega republicano en campañas electorales, quien dijo que "los hispanos son aliados naturales de los conservadores y el partido está condenado al fracaso si los aleja". 

¿Cuál candidato conviene a los latinos en Estados Unidos?

Hillary Clinton ha impulsado una campaña pro hispanos, se ha acercado a los movimientos de latinos en Estados Unidos.

No obstante, según Zamorano, Barack Obama, actual presidente de EE.UU. y también demócrata, "ha sido uno de los peores presidentes en el tema de la deportación. Expulsó del país cerca de 2 millones de indocumentados y generó una importante crisis en las familias estadounidenses". 

Obama prometió que impulsaría una reforma migratoria integral en el primer año de su mandato, durante su campaña electoral de las elecciones de 2008. 

Más tarde, como presidente, presentó un proyecto de ley al Congreso que fue bloqueado por los republicanos, quienes controlaban el hemiciclo. Obama admitió que no pudo cumplir la reforma migratoria en su primer mandato.

Estratégicamente, el presidente nombró a Sonia Sotomayor, la primera juez hispana del Tribunal Supremo y en junio de 2012 aprobó la Ley Dream Act. 

Esta ley consistía en que los jóvenes indocumentados obtendrían una residencia temporal, como primer paso para obtener una "green card" permanente; también podían realizar estudios superiores, enlistarse en el Ejército, trabajar y obtener licencia para conducir, con posibilidad de renovarla cada dos años.

Con esta ley se beneficiaron aproximadamente 2,1 millones de jóvenes indocumentados residentes en Estados Unidos, los requisitos para acogerse a dicha ley fueron: haber llegado a Estados Unidos antes de los 16 años, ser menor de 30 años, llevar 5 años residiendo en territorio norteamericano y no tener problemas con la ley.

Después de estas medidas de 66 por ciento de apoyo latino, Obama subió al 70 por ciento, según sondeos de ese momento. 

Las políticas que impulsó Obama durante su campaña estaban dirigidas a los hispanos, se mostró como pro latino pero "fue incapaz de proclamar una ley anti inmigración" que desembocara en una profunda reforma de inmigración pese a que "el partido Demócrata controlaba el Congreso", así lo analizó Zamorano. 

Para el director de Infoamericas, la duda está en que si Hillary Clinton será "consecuente con su campaña o caerá en las mismas acciones" que su compañero demócrata.

Sin embargo, el analista resaltó que, al menos en campaña, Clinton es la candidata que mejor representa los intereses de los hispanos en Estados Unidos. 

Pero, ¿realmente conviene que Clinton gane las elecciones estadounidenses y lidere ese país? 

La "Reina del caos" es el título del nuevo libro sobre Clinton que ha publicado Diana Johnstone, comentarista de la política estadounidense más reputada en la izquierda. 

"Hillary Clinton fue la responsable de la guerra que hundió a Libia en el caos, un caos que se extiende hasta África e incluso Europa. Ha defendido la guerra en el Oriente Medio", recordó Johnstone.

Según la experta, Clinton está comprometida con la alianza de facto entre Arabia Saudita e Israel, que tiene como objetivo derrocar al presidente sirio Bashar Al Assad, fragmentar ese país y destruir la alianza chií entre Irán, Assad y Hezbolá. 

Por su parte, Donald Trump, aspirante republicano y contrincante de Clinton, con su discurso "se aleja radicalmente del patrón de lugares comunes que oímos en los políticos estadounidenses. Pero los medios de comunicación occidentales han sido lentos en reconocer que el pueblo estadounidense está completamente cansado de políticos que se ajustan al patrón", explicó la comentarista.

"Trump ha afirmado claramente su intención de poner fin a la peligrosa demonización de Putin (Rusia) para desarrollar relaciones comerciales con Rusia, lo cual sería positivo para Estados Unidos, para Europa y para la paz mundial. Antes de decidir presentarse como republicano, Trump era demócrata y estaba a favor de políticas progresistas, a la izquierda de los actuales republicanos o incluso Hillary Clinton", subrayó Johnstone. 

Relaciones entre Hillary Clinton, América Latina y el mundo

La primera "gran tarea" de Clinton como secretaria de Estado de EE.UU. fue proporcionar cobertura diplomática para el golpe militar de derecha que derrocó al presidente Manuel Zelaya, señaló la comentarista estadounidense. 

Añadió que respecto a Libia, "Clinton persuadió al presidente Obama para derrocar a Gaddafi utilizando la doctrina de responsabilidad para proteger como pretexto basándose en falsas informaciones".

Clinton "bloqueó activamente los esfuerzos de los Gobiernos latinoamericanos y africanos para mediar, e incluso previno los esfuerzos de la inteligencia militar estadounidense para negociar". 

Finalmente, la exsecretaria de Estado presionó a Obama para que incrementase el apoyo a los rebeldes anti-Assad e incluso para imponer una zona de exclusión aérea basada en el modelo libio.

Respecto a China, la experta asegura que las políticas de Clinton hacia el gigante asiático tienen como propósito "crear alianzas anti-chinas entre otros Estados de la región, lo que con toda probabilidad incrementará las tensiones y apurará una carrera armamentística por parte de China".

Por su parte, según John Pilger, periodista y documentalista australiano, argumentó que "la mayoría de las guerras de los Estados Unidos, casi todas contra países indefensos, no fueron iniciadas por presidentes republicanos. Fueron iniciadas por demócratas: Truman, Kennedy, Johnson, Carter, Clinton y Obama".

Clinton, ¿heroína de las mujeres en Estados Unidos?

La candidata "busca persuadir a las mujeres de que su ambición es la de todas ellas y que votándola están votando por ellas mismas y su éxito futuro. Este argumento parece funcionar mejor entre las mujeres de su generación que se identificaron con Clinton y simpatizaron con el apoyo leal a su marido, Bill Clinton", explicó Johnstone.

Agregó que "la mayoría de las jóvenes estadounidenses no se han dejado llevar por este argumento y buscan motivos más sólidos al momento de votar".

En la historia estadounidense no existe ningún antecedente que indique que las mujeres, en general, se hayan beneficiado en el pasado de tener una presidenta. 

La elección de Barack Obama como presidente hizo "felices" a los afrodescendientes por "motivos simbólicos" pero la situación de la población afrodescendiente "ha empeorado".  

El Internet juega un papel fundamental en estas elecciones, sobretodo entre la gente joven que no cree en los medios de comunicación establecidos. "Basta con leer los comentarios de los jóvenes norteamericanos en Internet para darse cuenta que Hillary Clinton está considerada ampliamente como una mentirosa, una hipócrita, una belicista y un instrumento de Wall Street". 

"A medida que se acerque el día de la elección presidencial, Clinton será aclamada como la primera presidente de sexo femenino, independientemente de sus crímenes y mentiras, del mismo modo que Barack Obama fue loado como el primer presidente negro", advirtió John Pilger

¿Cuál es la diferencia entre hispanos y latinos?

Hispano y latino son utilizados indistintamente en Estados Unidos para referirse a las personas que hablan el español.

Sin embargo, no existe un consenso en cuanto a los usos de ambos términos. Algunos autores utilizan hispano para señalar el origen lingüístico y otros definen como hispanas solo a las personas latinoamericanas, no a los de origen europeo, concluyó Zamorano. 

A su vez, a las personas que provienen de algunas zonas de Italia, Portugal o España se les llama latinos. Y otros llaman latinos a las personas de origen familiar latino pero nacidos en Estados Unidos. 

style="text-align:center">

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.