• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El presidente Nicolás Maduro, cumple tres años de mandato presidencial enfrentando los ataques de la derecha radical nacional e internacional con respuestas para garantizar el bienestar del pueblo.
    En Profundidad

    El presidente Nicolás Maduro, cumple tres años de mandato presidencial enfrentando los ataques de la derecha radical nacional e internacional con respuestas para garantizar el bienestar del pueblo.

El presidente Nicolás Maduro cumple tres años al frente del Gobierno de Venezuela, donde ha enfrentado los ataques desde diversas áreas, pero con fundamento en una guerra económica orquestada por la derecha nacional e internacional

Desde la siembra del Comandante Hugo Chávez, el 5 de marzo de 2013, el Ejecutivo nacional ha denunciado que la derecha venezolana lleva a cabo un golpe continuado al mandato del actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. 

Maduro, quien era vicepresidente ejecutivo, asumió el cargo de presidente encargado dos días después de la partida física de Chávez. La derecha, impulsada por Leopoldo López y Henrique Capriles, aspiraba llegar al poder sin importar el costo.

Maduro por su parte dio continuidad a los diferentes programas y Misiones sociales, columna vertebral del proceso revolucionario iniciado por Chávez.

La estrategia del Golpe Continuado

Henrique Capriles y Nicolás Maduro, se midieron en las elecciones presidenciales el 14 de abril de 2013. 

Ese día Maduro obtuvo la victoria con más del 50 por ciento de votos a favor, 7 millones 587 mil 532 venezolanos lo eligieron como presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

Como ya se había previsto, Capriles no reconoció los resultados y acusó al pueblo y a la institución rectora de fraude a pesar de que el Tribunal Supremo de Justicia del país, reconociera y diera por hecho la decisión del pueblo. 

Ese mismo día, en horas de la noche, hizo un llamado a los opositores a salir a las calles a "desatar la arrechera" (furia, ira, rabia,) la cual generó una ola de violencia en la que fueron asesinados 11 venezolanos.

A partir de ese momento se inició una secuencia de ataques a la gestión de Maduro y a la estabilidad del país.

El Golpe Suave

La oposición venezolana ha empleado la estrategia del “golpe de Estado suave”, a través de acciones desestabilizadoras orquestadas desde el extranjero y enfocadas en aspectos como el boicot económico, la manipulación informativa, la movilización y la infiltración de gente violenta en manifestaciones, entre otras acciones. 

La dirigente opositora, María Corina Machado junto a Leopoldo López y otras figuras de la oposición, llamaron a través de una rueda de prensa y en redes sociales al sector opositor a lanzarse a las calles a partir del 23 de enero, estas acciones formarían parte de un plan denominado "La Salida". 

Las guarimbas dejaron 43 fallecidos y más de 850 heridos.

Luego de las guarimbas de 2014, Leopoldo López fue puesto tras las rejas como el principal responsable de los 43 muertos y decenas de heridos tras el llamado a la violencia en el país suramericano. 

Desde la cárcel, López promovió la desestabilización a través de videos colgados en sus cuentas de Twitter y Facebook, buscando generar nuevas las olas de violencia, esta vez lideradas por María Corina Machado. 

A pesar de las arremetidas el presidente Nicolás Maduro llamó al diálogo a los diferentes sectores del país y activó varios mecanismos constitucionales para hacer frente a la situación.

El Golpe Azul 

El "Golpe Azul", un plan fraguado en Estados Unidos con altos mandos y oficiales de la Aviación Militar Bolivariana, por el cual está preso el político Antonio Ledezma, planteaba bombardear Miraflores (sede de Gobierno) y comenzaría con el anuncio de un comunicado, que habría firmado el ahora diputado Julio Borges y que sería publicado en un medio de circulación nacional. 

El plan fue desactivado como todos los anteriores.

La Guerra Económica

A mediados del 2015, la derecha venezolana, a través de empresas privadas, acentuó la guerra económica en Venezuela, afectando la vida de millones de venezolanos con el acaparamiento de alimentos y productos de la canasta básica, además de la reventa de enseres y artículos de primera necesidad con el objetivo de responsabilizar al gobierno de los planes macabros contra el pueblo.

El Ejecutivo a su vez creó instancias y mecanismos que buscaban garantizar el suministro de alimentos a la población así como el acceso a bienes y servicios para solventar las necesidades básicas. Entre otras medidas se buscaba luchar contra el acaparamiento, el contrabando extractivo y la especulación en precios.

La injerencia de Estados Unidos 

En el año 2015, una orden ejecutiva de la Casa Blanca declaró a Venezuela como una amenaza "inusual y extraordinaria" a su seguridad nacional. El Decreto, apoyado por la oposición, fue ratificado por el presidente de Estados Unidos en marzo 2016.

La comunidad internacional reaccionó y consideró que este decreto constituye una preparación del terreno por parte de Estados Unidos para una intervención, violando la soberanía de Venezuela.

Guerra mediática

Las redes sociales también han sido escenario de las arremetidas de la oposición contra el Gobierno de Nicolás Maduro. En marzo de 2015 las autoridades denunciaron una serie de imágenes manipuladas y tergiversadas por medios internacionales que intentaban hacer creer en el exterior que en Venezuela había represión y no había libertad de protesta.

También, medios nacionales e internacionales han usado imágenes distorsionadas para informar acerca de la situación del país.

Decenas de medios de América Latina y la propia oposición venezolana han utilizado una fotografía tomada en un establecimiento de New York, EE.UU. Para ilustrar los embates que ha dejado la guerra económica impulsada por ellos mismos y que ahora, responsabilizan al gobierno Bolivariano. 

El canal Antena 3, de España, fue denunciado por el presidente venezolano por hacer propaganda de guerra y justificar el intervencionismo. 

Durante los años 2012 y 2013 se hicieron otros tipos de difusión sobre el mismo tema. Sin embargo, el foco sobre el desabastecimiento en el país explotó en los medios de comunicación a partir de 2014 como parte de una estrategia para generar una matriz de opinión desfavorable en torno a la administración de Ejecutivo Nacional y no como una guerra económica liderada por la oposición venezolana para debilitar las bases del Gobierno y las fuerzas populares que los apoyan.

El Gobierno Bolivariano respondió a los ataques de la derecha con trabajo y beneficios para el pueblo.

Contrabando y violencia en la frontera Colombo-Venezolana

El 20 de agosto de 2015, se cerró de la frontera entre Colombia y Venezuela debido al contrabando de extracción hacia el país vecino y se desplegó la Operación Liberación del Pueblo (OLP) con más de mil 500 militares resguardando la zona limítrofe.

En solo 4 meses del cierre de la frontera, se logró el ahorro de 170 millones de litros de gasolina,  y la reducción de los índices de criminalidad. 

Enfrentando las dificultades

El 14 de enero de 2016, el presidente Nicolás Maduro aprobó el Decreto de Emergencia Económica para proteger los derechos de los venezolanos ante la situación económica por la que atraviesa la nación sudamericana producto de la baja de los precios del petróleo y la guerra no convencional promovida por la derecha nacional con el apoyo de gobiernos extranjeros.

El decreto establece que el Ejecutivo podrá  tomar medidas especiales para la construcción de políticas estratégicas que ayuden a reformular el sistema productivo y financiero del país. 

8 Decretos del Estado de Emergencia Económica

Además, el presidente Nicolás Maduro, anunció durante el primer trimestre de 2016, la aplicación de seis línea de acción de acuerdo al nuevo modelo productivo, que tendrían cambios positivos enfocados al bienestar del pueblo.

Por otra parte, en el marco del Plan Nacional contra la Corrupción, se tomó como medida en contra de los denominados "Bachaqueros" del pueblo y los infiltrados en las instituciones del Estado (personas que compran productos de precios regulados y los venden con sobreprecio) el Plan Ataque al Gorgojo, que enfrenta los embates de la guerra económica. 

Para sustituir el modelo económico rentista y construir un modelo productivo en las áreas más importantes y afectadas por los ataques de la derecha, el presidente Nicolás Maduro activó los 14 motores productivos.

Sistema Popular de Distribución de Alimentos 

El nuevo sistema de distribución de alimentos, casa por casa, da un duro golpe a la guerra económica, la corrupción, especulación y el contrabando, permitiendo que miles de familias venezolanas puedan adquirir alimentos de la cesta básica sin remarcaje de precios. 

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), en conjunto con el ministerio de Alimentación, se encargan de realizar los censos, la planificación, distribución y entrega de cestas de alimentos, que contienen aceite vegetal, arroz, pasta, café, leche, entre otros productos afectados por la guerra del capitalismo.

Tras el cumplimiento de tres años del Gobierno legítimo y constitucional de Nicolás Maduro, la Revolución Bolivariana, junto al Poder Popular, sigue en la lucha contra las acciones de la derecha venezolana aplicadas en el ámbito nacional e internacional. Planes, servicios y respuestas eficientes, son parte del legado del Comandante Hugo Chávez y parte de las tareas que realiza Nicolás Maduro para el bienestar de todos los venezolanos, sin distinción política. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.