• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Después de 10 años utilizando el Melodium, la estelar María Sharapova fue suspendida de los JJOO por doparse con ese medicamento.
    En Profundidad

    Después de 10 años utilizando el Melodium, la estelar María Sharapova fue suspendida de los JJOO por doparse con ese medicamento.

Rusia tuvo que transitar un complejo camino para incluir a sus atletas en los Juegos Olímpicos de Río y las maniobras en contra del país fueron más allá del deporte.

En noviembre de 2015, una comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) celebró una conferencia de prensa en Ginebra, suiza, para denunciar ante la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) la suspensión de la Federación Rusa de Atletismo de toda competición internacional por no cumplir con los protocolos establecidos por el Código mundial Antidopaje. 

Esto incluía los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, por lo que la gran fiesta deportiva se quedaba así sin una de las principales potencias en el atletismo mundial, además de representar un golpe demoledor para los atletas y el país en general. 

Pero no solo se trataba de una acusacíón contra el deporte ruso, sino contra las autoridades de ese país, porque según el informe, existía un esquema de dopaje por parte de las autoridades de la nación euroasiática.

El informe de la WADA afirmaba que el Ministerio de Deportes de Rusia controlaba y realizaba las manipulaciones de los de los resultados de los análisis médicos practicados por los deportistas y los cambiaba, con una participación activa del Servicio Federal de Seguridad.

Ante ese panorama, Vitali Mutkó, ministro de Deportes de Rusia catologó como infundados los intentos de acusar al estado ruso de otorgar un apoyo sistemático al dopaje.
 

Rusia está constantemente demonizada, afirmaba el tres veces campeón olímpico de lucha grecorromana Alexandr Karelin.

>> CPI excluye a la selección rusa de los Juegos Paralímpicos 2016

Ante el pleito a gran escala que se vislumbraba, la WADA necesitaría testigos, figurantes y todo lo demás, sentenciaba el diputado a la Duma Estatal Rusa y exboxeador Nikolái Valúyev.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, declaró que la exclusión de los atletas rusos a los Juegos sobrepasa el entendimiento y sale del campo legal y sobrepasa el entendimiento.

Con la ausencia de nuestros atletas la competición será menos espectacular y las victorias tendrán "un sabor totalmente diferente, incluso no lo tendrán". sentenció. 

Denunció que muchos deportistas rusos han sido apartados sin ser acusados de dopaje, al tiempo que expresó su completo desacuerdo con el veto al equipo de atletismo.

>> Rusia solicita la inclusión de 10 deportistas a los JJOO de Rio

En el trasfondo político de esta maniobra no solo se dejaba el camino limpio para otros países en su afán de ganar la competencia con la ausencia de Rusia, trataba de desestabilizar al país e incluso ponía en peligro su condición de sede de la Copa Mundial de Fútbol de 2018 por el supuesto escándalo.

El presidente del Comité Olímpico Ruso (OKR, por sus siglas en ruso), Alexáder Zhúkov aseguró que las agencias antidopaje independientes de EE.UU. y Canadá incitaban a otros deportistas y organizaciones a presionar al Comité Olímpico Internacional (COI) para que se impidiera la participación de los deportistas rusos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y desacreditarlos.

"Lo consideramos un intento de crear una coalición internacional de deportistas y organizaciones para que se apruebe esta prohibición", apuntó.

Sanciones contra Rusia, también en el deporte

Todos los caminos apuntan a que esta acusación contra Rusia forma parte de la escalada de sanciones desarrolladas contra esa nación, pero esta vez en el deporte.

A la USADA (The national anti-doping organization in the U.S) no le interesa el destino de los deportistas rusos, le interesa solamente eliminar al equipo. "Son las mismas sanciones pero en el deporte", afirmó el jefe del Comité de la Duma de Rusia de Cultura Física, Deporte y Asuntos de la Juventud, Dmitri Svischev.

>> Rusia espera que Comité Olímpico de visto bueno a su equipo

"Es una operación cuasi militar para desacreditar al deporte ruso", sentenció, ante la carta que envió la USADA al Comité Olímpico Internacional instando a que los rusos fueran apartados de los Juegos de Río.

La historia con este escándalo de dopaje se desarrolla bajo presión; el deporte y la política son cosas inseparables", reaccionó a la filtración el diputado ruso Igor Lébedev.

José Rodríguez, experto investigador del área deportiva, dijo por su parte que la revelación de la carta de USADA antes de conocerse los resultados de la pesquisa oficial evidencia que dicho documento tiene más motivos políticos que deportivos.

El Melodium y la "justificación" política

Posiblemente, sea el Melodium el medicamento del que más se hable en el mundo en los últimos días, luego de que causara que la tenista rusa Maria Sharapova diera positivo por doping.

Se trata del fármaco, comercializado con el nombre de Mildronate, que se elabora en Letonia, y gozó de gran popularidad en Europa del este para combatir padecimientos cardiacos, mejorar la circulación, aumentar el vigor sexual y aliviar el sindrome de abstinencia de los alchólicos crónicos.

>> Rusia recibe aprobación del COI para competir en JJOO Río 2016

Según estudios, se concluyó que el fármaco ayuda a los deportistas al favorecer la resistencia y la recuperación, además de ofrecer protección contra el estrés e implica una mejoría en la actividad del sistema nervioso central.

Ante esta situación y tras analizar cientos de muestras de orina de deportistas en todo el mundo, el laboratorio antidopaje de Colonia llegó a la conclusión de que el meldonium, encontrado en muchos de los atletas, mejoraba el rendimiento físico.

Ese estudio provocó que a partir del 1 de enero de 2016, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) incluyera el meldonium en su lista de sustancias prohibidas, algo completamente legal ante esa fecha.

Así, la estelar tenista rusa María Sharapova, anunció que dio positivo en una prueba antidopaje durante el Abierto de Australia, en medio de los rumores que indicaban que daría por terminada su carrera.

>> Suspenden a la atleta rusa Yelena Isinbáyeva de Río 2016

La tenista, de 28 años de edad, explicó que durante los 10 años que consumió la medicina, esta no estuvo en la lista de sustancias prohibidas, pero el 1 enero de este año, “cambiaron las reglas y se volvió una sustancia prohibida”, algo que ella desconocía.

Rectificación

El pasado 17 de junio, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) suspendió de los Juegos Olímpicos Rio 2016 a todos los deportistas rusos, incluso a los que no dieron positivo en las pruebas de dopaje y expulsaron a toda la delegación olímpica. 

En el informe presentado se resumía una investigación iniciada después de que un periódico estadounidense publicara en mayo un artículo en que el exjefe del laboratorio moscovita antidopaje, Grigori Ródchenkov, aseguraba que al menos 15 medallistas rusos de Shochi, formaban parte del programa de dopaje del país.

En Rusia tenían todas esperanzas puestas en el COI, aunque no demasiadas, ya que el comité había declarado en numerosas ocasiones que su decisión se basaría en el veredicto del tribunal de Arbitraje Deportivo de Lausana.

Después de una lucha tenaz en contra de la decisión, el Comité Olímpico Internacional dio su aprobación a la participación de la Federación Rusa en los Juegos Olímpicos de Brasil, aunque puso como condición que Únicamente acudirán los deportistas que no han tenido problemas de dopaje en el pasado, y esto lo decidirán las federaciones internacionales a lo largo de los próximos días.

“Se ha creado un peligroso precedente y, a partir de ahora, el mundo deportivo vivirá según unas nuevas leyes” –declaró entonces el Comité Olímpico de Rusia. 

Finalmente, el severo castigo no llegó. Era lo correcto, lo más prudente, lo más justo.

Enterate más de:

Rusia JJOO Sharapova WADA IAAF Atletismo

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.