• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La política exterior de Barack Obama en el 2014 se centró en aumentar los ataques contra Irak y Siria con el pretexto de combatir el terrorismo.
    En Profundidad

    La política exterior de Barack Obama en el 2014 se centró en aumentar los ataques contra Irak y Siria con el pretexto de combatir el terrorismo.

La falta de respuesta a la situación de los indocumentados, el incumplimiento del cierre de la cárcel de Guantánamo, así como las guerras contra Irak, Afganistán y Siria marcaron la gestión del mandatario estadounidense, Barack Obama, en el 2014.

Este 20 de enero se cumplen dos años del segundo mandato del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien ya lleva siete años en la Casa Blanca.

Hasta ahora la gestión de Obama en el 2014 se ha visto enmarcada por promesas incumplidas: el recrudecimiento de las acciones bélicas contra Irak y Siria pese a su promesa de acabar con las guerras; la ineficacia para atender la situación de los indocumentados; no haber cerrado la cárcel ilegal de Guantánamo; así como la falta de seguridad en materia de salud para estadounidenses y latinos pese a la implementación de una ley de protección, llamada ObamaCare.

teleSUR te presenta un balance de la administración de Barack Obama durante el 2014:

Migración:

En noviembre de 2014 el mandatario estadounidense propuso un reforma migratoria para legalizar a los indocumentados del país, pero ésta quedó estancada en el Congreso estadounidense debido a que la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se negó a debatir el proyecto aprobado por el Senado de mayoría demócrata.

Tan solo en el 2014, Estados Unidos deportó a 51 mil 157 guatemaltecos, según autoridades del país centroamericano, de los cuales 44 mil 634 fueron hombres, seis mil 330 mujeres y 193 menores de 18 años.

Asimismo, la crisis de los niños migrantes en Estados Unidos se volvió alarmante durante el 2014 al conocerse que unos 60 mil niños eran detenidos en casas de alberge por meses antes de ser finalmente deportados a sus países de origen, según cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de la nación norteamericana.

El Comité contra la Tortura de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y organizaciones de derechos humanos denunciaron que los menores recibían malos tratos de las autoridades en los aproximadamente 100 refugios donde eran alojados. Incluso algunos niños habrían sufrido de abuso sexual.

También destaca que los lugares donde eran alojados los menores tenían apariencia de cárceles y no refugios. 

Al menos 57 mil niños entraron solos a Estados Unidos por la frontera con México, entre octubre y junio de 2014, según datos oficiales.

Salud:

Estados Unidos no cuenta con un sistema de cobertura universal, por lo que Obama prometió garantizar que en el 2014 todos los ciudadanos estadounidenses tuvieran seguro médico a costos accesibles mediante la implementación de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, llamada ObamaCare. 

Entre el 10 de octubre del 2013 y el 31 de marzo del 2014 al menos siete millones de estadounidenses se registraron en los planes de seguro de salud de ObamaCare. Sin embargo, muchas personas tuvieron problemas para acceder al portal de la Obamacare y no pudieron optar por coberturas. Como resultado, para el 2014 todavía un 13.4 por ciento de los estadounidenses no contaba con seguro médico. 

Además, solo los extranjeros que tenían documentos pudieron registrarse y gozar de los beneficios de Obamacare. De esta manera, sólo 2,6 de unos 10,2 millones estimados de latinos sin seguro médico y con las condiciones para obtener la cobertura lograron afiliarse, según un infor­me de octubre del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés). 

De acuerdo a datos del censo de Estados Unidos en 2014, un 25 por ciento de los latinos en ese país no tenía cobertura médica, la mayor tasa para cualquier grupo racial o étnico.

Con el pretexto de que ObamaCare le otorgaría seguro médico a todos los ciudadanos, a partir del 1 de enero de 2014 el seguro médico se convirtió en obligatorio para la mayoría de las personas en Estados Unidos y quienes no lo tuvieran serían multados con hasta un 2,5 por ciento del salario.

Política exterior:

La política exterior de Barack Obama en el 2014 estuvo centrada en el recrudecimiento de las acciones bélicas contra Irak y el inicio de los bombardeos a Siria, bajo el pretexto de combatir el autodenominado Estado Islámico (EI).

1. Guerra en Irak: Aunque prometió que para 2014 se retirarían todas las tropas estadounidenses asentadas en territorio iraquí, en cambio Obama recrudeció las acciones bélicas en ese país ordenando bombardeos casi diarios desde agosto del año pasado. Además, continuó financiando a grupos extremistas y brindando asesoramiento militar.

2. Guerra en Afganistán: Obama había dicho que retiraría sus tropas en 2014 tras permanecer 13 años en ese país. Si bien es cierto que en diciembre las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte  (OTAN) y Estados Unidos se retiraron formalmente, la realidad es que la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), formada en su mayoría por soldados estadounidenses, continuó su presencia en el país afgano con 15 mil efectivos, según informó el General John F. Campbell, comandante de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN. 

3. Guerra en Siria: En septiembre, el presidente Barack Obama autorizó ataques aéreos en Siria, pese a que había anunciado públicamente su renuncia a bombardear posiciones en territorio sirio. La decisión fue criticada y repudiada por el país árabe y por la comunidad internacional.  

Según el intelectual francés y presidente de la conferencia Axis for Peace, Thierry Meyssan, en enero de 2014, el Congreso de Estados Unidos celebró una sesión secreta en la que aprobó, en violación del Derecho Internacional, el financiamiento -hasta septiembre de 2014- para el Frente Al-Nusra (miembro de Al-Qaeda) y para el autodenominado Estado Islámico (EI)

4. Cierre de Guantánamo: Otra promesa incumplida de Barack Obama en 2014 fue cerrar la cárcel ilegal que Estados Unidos mantiene en territorio cubano de la bahía de Guantánamo desde 1898, debido al rechazo del Congreso estadounidense a un proyecto de ley anual de defensa que contempla clausurar la prisión. (Lea también Guantánamo: Lejos del cierre prometido)

El lado positivo

La política exterior de Estados Unidos contó con un lado positivo. Se trata de la decisión de restablecer y normalizar las relaciones diplomáticas con Cuba.

El 17 de diciembre, el presidente de Cuba, Raúl Castro, anunció que tras sostener conversaciones con su par estadounidense Barack Obama decidieron restablecer relaciones diplomáticas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.