• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Las FARC-EP se reincorporarán de forma progresiva a la vida civil.
    En Profundidad

    Las FARC-EP se reincorporarán de forma progresiva a la vida civil.

La dejación del último lote de 40 por ciento de las armas inició el 20 junio y se prolongará hasta el 27 de junio, cuando se hará un acto simbólico de fundición de las armas en Mesetas, departamento colombiano de Meta.

Alrededor de 7.000 combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP) entregarán sus armas este viernes a la Organización de Naciones Unidas (ONU). Este es último grupo que deja las armas como parte de los acuerdos de paz, informó el presidente Juan Manuel Santos.

Desde París, Francia, Santos anunció que las FARC- EP entregan este viernes el 100 por ciento de sus armas y así el grupo insurgente "más poderoso e influyente dejará de existir".

Santos aseguró: "Enfrentamos dos desafíos, el primero es implementar el acuerdo de paz en todas sus partes, en las zonas más afectadas del conflicto, desminar el territorio, somos el país más minado del mundo entero después de Pakistán y poner a funcionar el mecanismo de la Justicia Transicional para garantizar la reparación y la no repetición del conflicto".

Santos dejó en claro que el proceso seguirá hasta el 26 de junio y el 27 de junio se realizará el acto simbólico de fundición de las armas en Mesetas, departamento colombiano de Meta.

Cumplimiento pese a las carencias


El proceso para la dejación de armas y el cese al fuego definitivo para la terminación del conflicto programado inició tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC-EP, el 12 de noviembre de 2016. 

El 28 de enero se inició el desplazamiento de los miembros de las FARC-EP hacia los lugares en los que dejaron las armas a la ONU, encargada de su custodia y destrucción.

El proceso de dejación de armas de las FARC-EP a las misión de la ONU se hizo en tres etapas: el 30 por ciento el 7 de junio, otro 30 por ciento el 14 de junio y el 40 por ciento restante inició el 20 junio y se prolongará hasta el 27 de junio.

La dejación del último lote de 40 por ciento de las armas restantes se realiza en la zona veredal transitoria de normalización (ZVTN) de Pondores en La Guajira. 

El cronograma inicial para la dejación de armas era el 1 de marzo, 31 de marzo y 30 de abril, pero hubo un atraso porque no se concretaban los procesos de implementación de paz. Por ello, el Gobierno y las FARC-EP acordaron extender el plazo de dejación de armas por 20 días adicionales (hasta el 20 de junio) para el desarme y 60 para la reincorporación.

El 16 de junio, la Misión de la ONU en Colombia confirmó que tenía en su poder el 60 por ciento de las armas de los miembros de las FARC-EP y que el 17 de junio se iniciaba la dejación del 40 por ciento restante. 

>> FARC-EP completó desplazamiento hacia zonas veredales

Pese al cumplimiento de la movilización por parte de las FARC- EP, el grupo insurgente denunció el incumplimiento por parte del Gobierno en garantizar condiciones óptimas en el proceso de dejación de armas.

Exigieron que las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) y los Puntos Transitorios de Normalización (PNT) estuvieran en condiciones, con la infraestructura básica y los materiales necesarios para construir las viviendas para los guerrilleros.

El jefe de los Observadores Internacionales de la Misión de la ONU en Colombia y coordinador de Mecanismo de Monitoreo y Verificación, general Javier Antonio Pérez Aquino, reconoció la  falta de preparación en la mayoría de las zonas, aunque aprobó de forma positiva la decisión de las FARC-EP de entrar allí en las condiciones en que se encontraban.

¿Qué sigue?


Una vez completada la dejación de arma por parte de las FARC-EP, estas se fundirán y convertirán en tres monumentos que se colocarán en Colombia, Cuba y Nueva York.

El 27 de junio se realizará un acto simbólico de fundición de las armas en Mesetas, departamento colombiano de Meta.

Foto: EFE

Paramilitarismo en zonas desocupadas de las FARC-EP


Varias instituciones alertaron al Gobierno de Colombia sobre la presencia en territorios desocupados por el grupo paramilitar tras el traslado hacia las zonas veredales.

La iglesia Peregrina, en el departamento de  Córdoba y la región de Urabá, denunció a través de un comunicado la invasión por parte de grupos paramilitares luego del proceso de desmovilización de las FARC-EP.

“El reagrupamiento acelerado y el aumento del paramilitarismo, cuyos grupos ingresan súbitamente a las zonas que abandonan integrantes de las FARC en su proceso de desmovilización e implementación de los Acuerdos logrados en La Habana”, sostiene el comunicado.

>> Al menos 300 niños nacerán en zonas veredales de las FARC-EP

El máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, Rodrigo Londoño, “Timochenko”, hizo un llamado de atención ante la negación por parte del Gobierno colombiano de la existencia de esos grupos paramilitares en las zonas dejadas por las FARC-EP.

El Gobierno colombiano con el fin de “evitar que actores ilegales” tomaran la zona, dispuso un despliegue de 68.000 efectivos para atacar a grupos ilegales que pretendan hacer presencia en las regiones más afectadas por el conflicto.

El vocero del partido de izquierda Marcha Patriótica, Andrés Gil, calificó de grave la situación, debido a que el Gobierno “tampoco desactivó a los grupos paramilitares y se teme por la vida de los varios insurgentes como ya sucedió en los años 80, donde eliminaron a miles de activistas que se habían entregado".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.