• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • LeeAnne Walters, con 38 años y cuatro hijos, fue galardonada en marzo con el premio al coraje de la libertad de expresión del club literario PEN America por ser la primera en hacer públicas las denuncias por contaminación en Flint.
    En Profundidad

    LeeAnne Walters, con 38 años y cuatro hijos, fue galardonada en marzo con el premio al coraje de la libertad de expresión del club literario PEN America por ser la primera en hacer públicas las denuncias por contaminación en Flint.

Los daños ocasionados por la contaminación del plomo son irreversibles.  El río Flint fue usado como depositario de químicos industriales desde hace décadas.

Desde abril 2014, el gobierno estadounidense decidió sacar agua del río local de Flint, al norte de Detroit en Michigan, en lugar de seguir obteniéndolo de la planta en Detroit. Las consecuencias fueron fatales porque las viejas tuberías estaban contaminadas con altos niveles de plomo.

Después de varios años, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, decide visitar la ciudad de Flint, Estados Unidos, para evaluar la situación de los más de 100 mil habitantes afectados por la contaminación por plomo en el agua potable de la ciudad.

>> Obama declara emergencia en Míchigan por agua contaminada

Extraer el agua del río contaminado le serviría al Estado para ahorrar al menos cinco millones de dólares en gastos públicos y utilizarlos para pagar las deudas a las casas financieras de Wall Street, según Darnell Earley, interventor financiero gubernamental. 

De esta forma se puso en riesgo la vida de los residentes y visitantes de la ciudad, en su mayoría afroamericanos desplazados por la discriminación racial de EE.UU.

El Dato: El río Flint había sido usado como depositario de químicos industriales desde hacía décadas.

La gravedad de la situación se intensificó cuando se supo que los residentes de Flint no fueron informados sobre el agua contaminada, sino 18 meses después de haber estado consumiéndola directamente del grifo como agua potable, para cocinar, bañarse y realizar actividades domésticas.

En entrevista exclusiva para teleSUR, Edwin Barra Mindani, ambientalista y licenciado en negocios internacionales, aseguró que EE.UU. tiene que asumir la culpabilidad de lo que le pase a la comunidad. 

"Estados Unidos tiene la mayor responsabilidad, porque ha tenido la decisión política e iniciativa para que se llevara adelante el proyecto de agua para consumo humano con el fin de ahorrar costos, sabiendo que el agua no estaba totalmente comprobada para consumo humano. Sabemos que la decisión se tomó sin hacer estudios ni análisis", afirmó Barra Mindani. 

A principios de enero de 2016, el diario Detroit News informó que la Agencia Estadounidense de Protección Ambiental sabía desde febrero de 2015 de la contaminación del agua y no hizo nada para informar al público, mientras autoridades estatales y municipales seguían tranquilizando a la ciudadanía mintiendo sobre la salubridad del líquido.

>> EE.UU.: estado de emergencia en Flint por contaminación del agua

Las autoridades falsificaron los resultados de exámenes del agua en los grifos caseros, para minimizar la presencia de plomo. El entonces alcalde de la ciudad, Dayne Walling, afirmaba que el agua de Flint era segura.


Desastre natural

Un año y medio después que los habitantes de Flint estuvieran recibiendo agua contaminada en sus hogares, fue cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se pronunció ante la situación.

El gobernador de Michigan, Rick Snyder, pidió al Ejecutivo declarar el río Flint como desastre natural por su alto nivel de plomo, sin embargo, la solicitud fue rechazada. En su lugar, Obama declaró la ciudad en estado de emergencia.

>> Altos niveles de plomo en tallarines instantáneos de Nestlé

Con esa decisión, la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) tuvo autorización para "identificar, movilizar y suministrar a discreción equipos y recursos necesarios para aliviar los impactos de tal emergencia". Entre las medidas, se incluyó la entrega de agua, filtros de agua, cartuchos de filtros, kits de ensayos de agua y otros artículos relacionados para un período de no más de 90 días.

Hasta el momento, el gobierno de Estados Unidos no ha notificado cuál será el plan a seguir después de los 90 días, que se cumplen este mes de mayo.

El Dato: La ciudad se volvió a conectar al sistema de Detroit, pero puede pasar un año hasta que el agua sea potable de nuevo. 

"El gobierno les falló, los líderes federales, estatales y locales al romper la confianza que ustedes colocaron en nosotros", dijo Snyder.

Por otra parte, el activista de los derechos civiles, Jesse Jackson, exhortó a los residentes de Flint a luchar por sus derechos durante una visita a la ciudad.

“Esta es una zona de desastre, no solo una emergencia. Quizá debiera haber cinta adhesiva alrededor de la ciudad porque Flint es una escena de crimen”, indicó Jackson.


Daños irreversibles

En septiembre del 2015, las pruebas de contaminación por plomo se hicieron públicas.

En octubre de 2014, la fábrica de General Motors ubicada en la ciudad, anunció que dejaría de usar el agua del río Flint porque estaba corroyendo los motores, explicó la página de noticias Mother Jones.

La administradora de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) para el Medio Oeste de EE.UU., Susan Hedman, renunció este año a su cargo ante la crisis sanitaria y política desatada en Flint.


La posición de la ONU

Expertos de la ONU en derechos humanos demandaron hoy al gobierno de Estados Unidos acciones inmediatas para resolver la contaminación en las aguas de la ciudad de Flint, Michigan, por su impacto en las personas.

Los relatores especiales para la Extrema Pobreza, Philip Alston, la Sanidad y el Agua Segura, Leo Heller, y la Vivienda Adecuada, Leilani Farha emitieron una declaración desde Ginebra en la que demandan al gobierno de Estados Unidos, tomar acciones inmediatas para resolver la contaminación en las aguas de Flint.

>> Nigeria: Mueren 28 niños tras beber agua contaminada con plomo

Alston lamentó la reducción de los fondos federales en Estados Unidos durante las últimas décadas para los sistemas de desechos y la cuestión del preciado líquido, un escenario con particular impacto en los seres humanos vulnerables.

Para Heller, se trata de una situación que potencialmente viola los derechos humanos, mientras Farha calificó de devastadoras las consecuencias para las comunidades vulnerables.

>> Relatos de afectados por la contaminación en Flint


Los acuerdos de EE.UU. en materia ambiental

De acuerdo con Barra Mindani, en la Cumbre de París del año pasado se estableció un compromiso entre muchos países de reducir las emisiones de gases, que son el primer generador del cambio climático, sin embargo "no se tocaron otros aspectos, pese a que EE.UU. tiene doble responsabilidad por cuidar y preservar el ecosistema". 

Frente a los hechos de Flint, consideró que EE.UU.  tiene que tomar las decisiones necesarias a contribuir los daños causados a la población, porque todo lo que ocurrió "pudo evitarse poniendo a la población en alerta".

Barra Mindani, destacó que a pesar de que la contaminación en Flint data desde hace años, en los acuerdos climáticos EE.UU. no ha tocado el tema, porque lo consideran más un tema político y económico que ambiental. 


En contexto 

En mayo de 2015, 28 niños menores de cinco años perdieron la vida luego de beber agua contaminada con plomo al oeste de Nigeria.  En el 2010, al menos 163 personas murieron por estas toxinas y por causa de la minería ilegal.
Se calcula que la exposición al plomo causa 600 mil nuevos casos anuales de discapacidad intelectual en niños. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.