• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Un 64 por ciento de los autores de los ataques terroristas después del 11-S en Estados Unidos han nacido en ese país.
    En Profundidad

    Un 64 por ciento de los autores de los ataques terroristas después del 11-S en Estados Unidos han nacido en ese país.

El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutivo para impedir la entrada de refugiados con el fin de "luchar contra el terrorismo". No obstante, estudios indican que la amenaza terrorista surge dentro de las fronteras del país. 

El 11 de septiembre de 2001 es recordado en el mundo como el día del ataque a las Torres Gemelas en Estados Unidos. El Gobierno de ese país lo atribuyó, según su versión oficial, al grupo extremista afgano Al Qaeda, liderado en aquel entonces por Osama Bin Laden.

Tras este incidente se exacerbó un movimiento anti musulmán, conocido como “Islamofobia”, es decir, sentimientos de rechazo, temor y hostilidad a las personas practicantes de la religión musulmana. Los estadounidenses comenzaron a creer que los ataques terroristas son realizados solo por extranjeros, en lugar de ciudadanos estadounidenses.

De igual forma, tras el 11- S, los gobiernos estadounidenses han mantenido como prioridad una política de “seguridad de la nación” teniendo como consigna el "antiterrorismo"

En la misma línea, el presidente Donald Trump recientemente firmó una orden ejecutiva para impedir la inmigración procedente de siete naciones musulmanas: Irán, Iraq, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, con el fin de “proteger” a los estadounidenses de la amenaza terrorista.

Sin embargo, los últimos estudios indican que la amenaza real de EE.UU. se encuentra dentro las fronteras del mismo país.

Ataques terroristas perpetrados por nacionales


Según un estudio realizado por La New America Foundation, aproximadamente 64 por ciento de los extremistas eran nacidos en Estados Unidos y 80 por ciento eran nacidos en ese país o se habían naturalizado norteamericanos.

>> Trump despide a fiscal por no defender veto de inmigración

Los atentados en EE.UU son realizados por ciudadanos estadounidenses Foto: archivo

Asimismo, la información muestra que ocho de los 499 extremistas eran inmigrantes ilegales, y los ocho eran yihadistas (extremistas que usan la religión musulmana como pretexto para sus ataques, pero realmente no representan el Islam).

Coincidiendo con esta investigación, de acuerdo con un análisis del diario New York Times, la mitad de los ataques yihadistas desde el 2001 fueron obra de hombres nacidos en Estados Unidos.

La supremacía blanca, más peligrosa que los yihadistas


Desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, la supremacía blanca ha asesinado el doble de personas en EE.UU. en comparación al autodenominado Estados Islámico (Daesh en árabe).

Un estudio de New America publicado en 2015 indicó que la supremacía blanca y otros militantes de derecha habían asesinado hasta ese momento un total de 48 personas en 19 ataques diferentes, en contraste con los 26 en siete ataques por los autoproclamados yihadistas.

El estudio confirma lo que muchos críticos señalaron sobre la parcialidad racial de los medios de comunicación al cubrir actos terroristas.

Cuando no son musulmanes, los medios de comunicación buscan la manera de identificar alguna característica psicológica que justifique al atacante, explicó el vocero de una comunidad islamista de Boston, Abdul Cader Asmal, citado por el New York Times.

>> Islamofobia, el nuevo racismo occidental

En cambio cuando son musulmanes se asume que lo hicieron por su religión, indicó Cader Asmal.

Asimismo, el medio estadounidense Global Post señaló que "no hay norteamericanos blancos en la prisión de Guantánamo. Y no hay drones arrojando bombas en las reuniones de hombres en edad militar en las regiones fronterizas sin ley del país".

Una de las amenazas latentes en Estados Unidos es el problema del control de armas. Los homicidios por armas son una causa común de fallecimiento.

Paradójicamente, hay más muertes por armas que por terrorismo. Hasta mediados de 2016 se contabilizaban 7 mil 321 muertos por violencia armada.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.