• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, manifestó su rechazo a estas acciones .

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, manifestó su rechazo a estas acciones . | Foto: EFE

Publicado 28 mayo 2019

Rusia y la Organización de Naciones Unidas (ONU) expresan su rechazo a la intervención kosovar, ejecutada en un contexto de creciente tensión en la zona.

Las fuerzas armadas y las unidades especiales de la policía de Serbia se encuentran alerta máxima este martes, y en plena disposición de combate tras la irrupción de fuerzas de Kosovo en territorio serbio.

LEA TAMBIÉN:

¿Qué está pasando con el pueblo gitano en Kosovo? ¿Por qué son tan discriminados en Europa?

El director de la Oficina de Gobierno para Kosovo y Metohija, Marko Djuric, indicó que “las fuerzas especiales de Kosovo (ROSU), armadas hasta los dientes, se infiltraron en el norte del país con el objetivo de intimidar y provocar pánico entre la población serbia de la región”.

Fuerzas especiales de la policía de Kosovo han irrumpido esta mañana en el norte de la ciudad dividida de Mitrovica y en otras tres municipalidades de mayoría serbia, deteniendo a 10 personas, entre civiles y policías locales serbios, e hiriendo a otros tres en un tiroteo. 

La operación policial, destinada según el gobierno de Pristina a acabar con una red de contrabando, ha provocado que el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, ponga al ejército en estado de alerta, según la agencia serbia Tanjug.

El presidente Vucic manifestó su rechazo a estas acciones y pidió a los países occidentales que frenen a Pristina, dejando claro que Belgrado no permitirá una limpieza étnica en Kosovo.

Entre tanto, el primer ministro kosovar, Ramush Haradinaj, escribió en su cuenta Twitter que "esta operación está dirigida contra el crimen organizado y tiene como blanco a oficiales policiales. Llamó a los civiles a mantener la calma".

Rusia y la ONU rechazan acciones de Kosovo

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, expresó que las acciones de  Kosovo son una provocación. Esta es "otra provocación de Pristina que busca intimidar y ahuyentar a la población no albanesa y establecer el control sobre estas zonas con el uso de la fuerza".

"Semejantes pasos llevan a la escalada de tensiones interétnicas y privan de sentido a varios años de esfuerzos internacionales para lograr una solución de paz tras el conflicto" en Kosovo, advirtió la diplomática rusa.

Moscú llamó a los “patronos internacionales de Pristina a que hagan entrar en razón a los radicales albanokosovares para prevenir la siguiente escalada del conflicto, de consecuencias impredecibles".

Según la Cancillería rusa, las acciones de la Policía de Kósovo violan los acuerdos establecidos entre Belgrado y Pristina, que prohíben que las fuerzas especiales kosovares penetren profundamente con armas largas en las comunidades pobladas por serbios en la parte septentrional del país.

Por su parte, la Organización de Naciones Unidas (ONU), confirmó que dos empleados de su misión fueron heridos y detenidos en Kosovo.

Tras este anuncio, Rusia informó que un empleado ruso de la misión de la ONU fue arrestado. "La detención se realizó pese a que el ciudadano ruso, como funcionario de la ONU, cuenta con inmunidad diplomática. Catalogamos lo ocurrido como un acto bochornoso del rumbo político que siguen las autoridades kosovares-albanesas, basado en provocaciones”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.