• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El tratado INF, firmado entre Moscú y Washington en 1987, eliminó los misiles balísticos y de crucero nucleares o convencionales, cuyo rango operativo de alcance estuviera entre 500 y 5.500 kilómetros

El tratado INF, firmado entre Moscú y Washington en 1987, eliminó los misiles balísticos y de crucero nucleares o convencionales, cuyo rango operativo de alcance estuviera entre 500 y 5.500 kilómetros | Foto: EFE

Publicado 22 enero 2021 (Hace 16 horas 56 minutos)



Blogs


La vocera de la cancillería Rusa, María Zajárova, señaló lo positivo de la ampliación por cinco años del tratado

Rusia saludó este viernes la decisión de Estados Unidos de analiza una posible extensión por otros cinco años del Tratado de Limitación y Reducción de Armas Estratégicas Ofensivas (Start-3), el cual caduca en febrero próximo.

LEA TAMBIÉN:

Rusia denuncia intentos de EE.UU. de obstaculizar cooperación

El vocero oficial de la nación, Dimitri Peskov, señaló que Moscú se pronunciaba por la conversación y ampliación del tratado para obtener un espacio de tiempo con el fin de realizar conversaciones sobre el asunto del desarme nuclear.

Por su parte, la vocera de la cancillería, María Zajárova, también consideró positivo el anuncio hecho por la portavoz de la Casa Blanca, Jean Psaki sobre la extensión por otros cinco años del referido tratado.

Rusia se pronunció y se pronuncia consecuentemente por la apobación de tal decisión, señaló Zajárova, en alusión de la posición de su país de prorrogar el Start-3 para permitir la discusión de temas vinculados a la estabilidad estratégica de forma más detallada. La administración del expresidente Trump nunca respondió a la propuesta hecha por el mandatario ruso, Vladimir Putin, en noviembre pasado de extender –al menos por un año– el mencionado acuerdo, firmado en abril de 2010, para negociar aspectos del desarme nuclear.

En su conferencia de prensa anual, en diciembre pasado, Putin alertó que el único documento vinculado al control de armamentos que queda en el mundo es el Start-3, luego de la salida de Estados Unidos de los tratados de Defensa Antimisil y de Armas Nucleares de mediano y corto alcance (INF).

La administración Tump anunció también el abandono de su país del Tratado de Cielos Abiertos, por el cual efectuaban vuelos mutuos de control sobre armamentos desplegados en los países participantes de ese arreglo.

En su momento, Washington trató de vincular la prórroga del Satart-3 con la inclusión de China en el INF, pero Moscú argumentó que ello era una decisión soberana de Beijing, cuyo interés dista de abordar el tema de reducir sus armas de mediano y corto alcance.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.