• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"La gente espera comprar todo, pero no tiene trabajo, no tiene dinero, no tiene nada", expresó un vendedor de Gaza.

"La gente espera comprar todo, pero no tiene trabajo, no tiene dinero, no tiene nada", expresó un vendedor de Gaza. | Foto: EFE

Publicado 21 mayo 2018

Durante el mes sagrado de Ramadán, los palestinos en Gaza enfrentan pobreza extrema, desempleo y la constante agresión israelí, que solo desde marzo ha dejado 111 muertos.


Miles de palestinos de Jerusalén, Cisjordania y de los territorios ocupados por Israel desde 1948 iniciaron el viernes la celebración del Ramadán la primera oración de Ramadán, en la mezquita de al-Aqsa.

La celebración del mes de Ramadán se realiza en medio de un fuerte despliegue policial y de guardias fronterizos israelíes, en la Ciudad Vieja y en las entradas a Jerusalén y a la mezquita.

Al menos 120.000 palestinos realizaron la primera oración del viernes de Ramadán en la mezquita de al-Aqsa. | Fuente: EFE

 

Asedio israelí

Desde el pasado 30 de marzo, durante las protestas semanales realizadas en el marco de la Gran Marcha del Retorno en Gaza, 111 palestinos han sido asesinados y más de dos mil heridos por el Ejército israelí que reprime las manifestaciones con armas de fuego.

Solo el pasado lunes 14 de mayo, mientras Israel celebraba su independencia y los palestinos el Día de la Nakba o catástrofe, la represión israelí dejó 60 muertos y cientos de heridos.

Las protestas de los palestinos, además de exigir el retorno de los refugiados a su tierra histórica, también rechazaban el traslado de la embajada de Estados Unidos (EE.UU.) de Tel Aviv a Jerusalén, una acción condenada por la comunidad internacional debido a que viola las resoluciones de Naciones Unidas.

Jerusalén Este o Jerusalén Oriental es reclamada por los palestinos como la capital de su Estado. Sin embargo, Israel ha ocupado el territorio.

Crisis humanitaria 

Durante el mes de Ramadán los musulmanes se abstienen de comer, beber y tener relaciones sexuales desde el amanecer hasta el anochecer.

Para la celebración de este periodo religioso los palestinos acostumbran a comprar diferentes comidas, dulces y bebidas en los mercados. Sin embargo, la crisis humanitaria en la Franja de Gaza, ocasionada por el bloqueo económico israelí, afecta gravemente a la población, que vive sumida en la pobreza.

Para 2017, el 53 por ciento de los habitantes de Gaza se encontraban en pobreza extrema en comparación con el 37 por ciento de 2011.

Actualmente, en la Franja de Gaza hay dos millones de habitantes y la tasa de desempleo es de 43,9 por ciento, según el  Buró Central de Estadística palestino. Asimismo, los recortes salariales a los empleados gubernamentales han alcanzado el 30 por ciento.

"La gente espera comprar todo, pero no tiene trabajo, no tiene dinero, no tiene nada. La situación e Gaza es realmente difícil", dijo a la agencia Xinhua Saeed al-Bitar, vendedor de juguetes en el viejo mercado de la ciudad de Gaza.

Palestinos encarcelados 

Al menos 6.500 palestinos se encuentran encarcelados en cárceles israelíes durante este mes de Ramadán. Entre ellos, 350 niños y 48 que llevan más de 20 años en prisión.

El jefe de la comisión palestina de detenidos y exdetenidos, Isa Qaraqe, denunció la detención de menores de edad y la tortura a presos palestinos.

Un caso que ha dado la vuelta al mundo es el de Ahed Tamimi, una joven de 17 años de edad, que se encuentra en prisión el pasado 19 de diciembre.

El padre de Tamimi ha denunciado que la adolescente es víctima de tortura psicológica, debido a amenazas contra sus familias, y de acoso sexual por parte de los israelíes.

Fuente: palestinalibre.org

Tamimi fue encarcelada tres días después de difundirse un video donde aparece golpeando a un soldado israelí en la localidad de Nabi Saleh cerca de la ciudad de Ramalá, Cisjordania. 

El soldado habría disparado al primo de Tamimi, también menos de edad, al participar en las protestas contra EE.UU. por el traslado de su embajada a Jerusalén.

La joven fue sido acusada por 12 delitos, entre ellos, lanzar pedradas a tropas, obstrucción al deber de un soldado e "incitación" a la violencia. Desde su encarcelamiento se ha convertido en símbolo de la resistencia palestina.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.