• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Actualmente, miles de palestinos siguen siendo expulsados de sus hogares con la llegada de nuevos colonos israelíes.

Actualmente, miles de palestinos siguen siendo expulsados de sus hogares con la llegada de nuevos colonos israelíes. | Foto: palestinalibre.org

Publicado 14 mayo 2018

Los palestinos recuerdan este martes la catástrofe que forzó el éxodo de miles de personas de su tierra histórica.

Un 15 de mayo de 1948 inició el éxodo forzado del pueblo palestino, como consecuencia de la creación del Estado de Israel. Cada año se recuerda el Día de la Nakba o de la catástrofe con protestas y marchas en Palestina y otras partes del mundo.

Este año se conmemora el 70 aniversario de la fecha en que Israel expulsó a más de 800.000 palestinos de sus hogares, asesinó a 13.0000 y destruyó más de 500 aldeas y localidades. El 70 por ciento de los palestinos despojados de sus tierras se convirtieron en refugiados en otros países y el resto en desplazados internos.

¿Cómo ocurrió la Nakba o catástrofe?

 

El 2 de noviembre de 1917 el Gobierno británico aprobó la Declaración de Balfour (nombrada así por el entonces ministro de Exteriores británico, Arthur Balfour). Se trató del primer documento oficial en el que Reino Unido se comprometió a respaldar la creación de "un hogar nacional para el pueblo israelí" en Palestina, cuya población era mayoritariamente árabe antes de 1948.

Cien mil inmigrantes israelíes llegaron en los siguientes años tras la Declaración de Balfour. Luego de la derrota del Imperio Otomano en la I Guerra Mundial (1914 - 1918), este documento fue respaldado por las potencias aliadas e incluido en 1922 por la Liga de las Naciones (organismo que antecedió a la ONU) en el Mandato Británico sobre Palestina.

El 29 de noviembre de 1947, tras la Segunda Guerra Mundial, la Asamblea General de la recién establecida ONU adoptó la resolución 181, en la que aprueba el plan de división de Palestina en un Estado palestino y otro israelí para más tardar el 1 de octubre de 1948. De esta forma se puso fin al mandato británico.

Así era la sivisión de la ONU: El 55 por ciento del territorio para un Estado israelí y el 45 por ciento para un Estado árabe palestino, con la ciudad de Jerusalén bajo gestión internacional. 

 

Esta división era solo una recomendación y no era de cumplimiento obligatorio, pues nunca fue elevada al Consejo de Seguridad, cuyas resoluciones son las únicas de carácter vinculante. Además, en ese momento la ONU estaba conformada por 57 países (actualmente tiene casi 200) y las naciones árabes no aceptaron el plan de partición.

Tras el plan de división de la ONU, se desató la violencia contra el pueblo palestino y llegaron a ese territorio inmigrantes israelíes de todas partes del mundo, especialmente de Europa. Entre 1948 y 1949 se forzó el éxodo de 800.000 palestinos: 400.000 desalojados de la zona demarcada para el Estado israelí y otros 400.000 expulsados de tierras arrebatas al Estado palestino.

Más de 400 ciudades y pueblos fueron destruidos Israel entre 1948 y 1950. Además, arrebataron alrededor de 4.244.776 acres de tierra a los palestinos. 

La catástrofe continúa

 

Actualmente, los más de 800.000 pasaron a ser más de cinco millones de refugiados palestinos a quienes se les impide retornar a sus tierras, de acuerdo a la Organización de Naciones Unidas (ONU). De los 60 millones de refugiados en el mundo, los palestinos representan un 44 por ciento de la cifra.

En la Franja de Gaza, viven 1,2 millones de refugiados palestinos, donde son víctimas de un bloqueo por tierra, mar y aire, por parte de Israel desde 2007, que ha dejado como consecuencia una grave crisis humanitaria.

Los palestinos en Cisjordania son más de 750.000 y viven rodeados de muros, colonias y puestos militares israelíes. Sufren la continua apropiación de sus tierras, la demolición de sus hogares e infraestructuras, así como una restricción sistemática a su libertad de movimiento.

Más de dos millones de refugiados palestinos viven en Jordania, donde cuentan con mayor seguridad que en otros países, gracias a las operaciones de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por su sigla en inglés).

Otro medio millón vive en Siria. Aquí lograron derechos civiles, sociales y económicos desde su llegada en 1948, pero la guerra en este país, que inició en 2011, ha deteriorado su situación.

Alrededor de 174.422 refugiados palestinos han huido a Líbano, según un censo realizado en 2017. En este país no tienen acceso a los servicios sociales púbicos.

Solo en los últimos 20 años Israel ha asesinado a más de 2.000 niños y encarcelado a unos 12.000. El caso de la adolescente de 17 años, Ahed Tamimi, detenida en una prisión israelí, ha puesto la atención internacional en los abusos contra menores palestinos y la joven se ha convertido en ícono de la resistencia.

La embajada de EE.UU. en Jerusalén

 

Al menos 60 muertos y 2.771 heridos han dejado las protestas de miles de palestinos contra el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, que se realizó este lunes. Se trata de una medida unilateral del Gobierno de Donald Trump, que ha sido rechazada por la comunidad internacional.

La apertura de la embajada, en vísperas del Día de la Nakba, constituye una violación al derecho internacional,  pues en la resolución 181 de la ONU se establece a Jerusalén como una ciudad internacional. El estatus de Jerusalén es parte del conflicto entre Israel y Palestina, pues ambos Estados la reclaman como su capital.

Tras la ocupación israelí en 1948 Jerusalén quedó dividida en dos partes: el este bajo control palestino y el oeste bajo la ocupación de Israel. Pero en 1967, después la Guerra de los Seis Días, Israel le arrebató varios territorios a Palestina, entre ellos Jerusalén Este.

Sin embargo, la ocupación israelí sobre la ciudad de Jerusalén no está reconocida en el derecho internacional.

Desde el pasado 30 de marzo, más de 80 palestinos han sido asesinados y más de ocho mil heridos por la represión del Ejército israelí durante siete semanas consecutivas de la Gran Marcha del Retorno en Gaza, para exigir el retorno a sus tierras de los más cinco millones de refugiados.

Desde 1948, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha emitido varias resoluciones sobre la ilegalidad de las colonias israelíes en los territorios ocupados. Pero Israel las ha ignorado y continúa su expansión en Palestina y Medio Oriente.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.