• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La defensa de los militares implicados pidió que se prohibiera la entrada de los medios de comunicación al juicio, sin embargo, fue rechazada.

La defensa de los militares implicados pidió que se prohibiera la entrada de los medios de comunicación al juicio, sin embargo, fue rechazada. | Foto: EFE

Publicado 5 marzo 2018

Este lunes continúa el proceso de juicio a puerta abierta de los cinco militares implicados en la desaparición forzada del niño Marco Molina Theissen.

En Guatemala inició el pasado jueves el primero de los juicios que se llevará adelante contra cinco militares retirados, que están implicados en la desaparición forzada del niño Marco Molina Theissen.

El juicio a los militares guatemaltecos Francisco Gordillo, Edilberto Letona, Hugo Zaldaña, Manuel Cellejas y Benedicto Lucas García también revisará las reiteradas violaciones a la hermana de Marco Molina TheissenEmma Guadalupe Molina Theissen, hace 36 años.

Aunque la defensa de los acusados había pedido que estos fuesen juzgados por videoconferencia, el Tribunal, presidido por el juez Pablo Xitumul, desestimó la demanda arguyendo que los sujetos procesales tienen "el derecho y el deber de escuchar todo lo que pase durante el debate".

El niño, de 14 años, Marco António Molina Theissen fue secuestrado por hombres armados que entraron a su casa el 6 de octubre de 1981.

Una semana antes, su hermana Emma Molina Theissen, militante de la Juventud Patriótica del Trabajo, había sido retenida en la base militar de Quetzaltenango. 

Tras ser golpeada, interrogada, torturada y violada, Emma logró escapar unos días antes de que su hermano fuese secuestrado en su casa. La huida de esta originó la furia de los militares y ocasionó que se llevaran al niño.

Después de 20 años de la firma de la paz en Guatemala, el caso es tomado en cuenta por las autoridades y se inicia el debate para sancionar a los responsables de la desaparición de Marco Molina Theissen.

El juicio podría sentar un precedente para la investigación de miles de episodios similares registrados durante el conflicto armado interno y que responsabilizan al Ejército de graves violaciones de derechos humanos. 

Más de 45.000 desapariciones

La investigación por la desaparición forzada de Marco Molina Theissen es considerada histórica porque logró que el exjefe del Estado Mayor del Ejército, Bernardo Lucas García, y otros altos funcionarios vinculados con los hechos, fueran llevados a la Justicia.

Al respecto, la Comisión de Esclarecimiento Histórico de Guatemala estima que hubo unas 45.000 desapariciones entre 1960 y 1996, de las cuales al menos cinco mil eran niños.

El comienzo de estos juicios dará paso a la investigación de los demás casos de este tipo, no solo para castigar a los culpables, sino para conocer lo ocurrido con las víctimas.

>>Avanzan preparativos en consulta por diferendo Guatemala-Bélice


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.