• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La población más vulnerable por la malnutrición son los lactantes, niños en edad escolar, adolescentes y mujeres.

La población más vulnerable por la malnutrición son los lactantes, niños en edad escolar, adolescentes y mujeres. | Foto: EFE

Publicado 12 septiembre 2018

Más de 150 millones de niños menores de cinco años presentan problemas en su crecimiento por malnutrición, principalmente, en África y Asia.

El número de personas que padecen hambre en el mundo ha crecido de forma alarmante y alcanzó 821 millones de casos en 2017, según el informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés).

El documento denominado "El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018", publicado el martes, detalló que al menos una de cada nueve personas sufre de malnutrición, situación que ha aumentado en los últimos tres años.

“Los signos alarmantes de aumento de la inseguridad alimentaria y los elevados niveles de diferentes formas de malnutrición son una clara advertencia de que hay mucho trabajo por hacer", refiere el texto.

 

Malnutrición en los niños

 

La FAO registró en 2017 más de 150 millones de niños menores de cinco años que son muy bajos para su edad, lo que evidencia el lento avance en la reducción del retraso del crecimiento infantil por malnutrición en comparación con los 165 millones en 2012.

Al respecto, África y Asia son los continentes que registran un mayor número de casos con el 39 y 55 por ciento, respectivamente. Además, uno de cada diez niños asiáticos menores de cinco años padecen de desnutrición aguda infantil mientras que en América Latina y el Caribe solo ocurre en uno de cada 100.

Aumento de la obesidad

 

Por otro lado, la organización informó que más de un adulto de cada ocho en el mundo sufre de obesidad, condición que ha empeorado considerablemente en América del Norte, aunque en África y Asia presenta un alza.

El informe precisó que el alto costo de los alimentos nutritivos es una de las razones que originan esta realidad, así como el estrés y las adaptaciones fisiológicas a la privación de alimentos, lo que produce el sobrepeso y la obesidad.

La FAO reiteró el llamado a ampliar las acciones para garantizar la adquisición de alimentos nutritivos y erradicar la malnutrición, particularmente, en los más vulnerables, como lactantes, niños, adolescentes y mujeres; para cumplir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de Hambre Cero en 2030.

>> Etiopía y FAO buscan tácticas para enfrentar cambio climático


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.