• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El objetivo es prohibir a tribunales estadounidenses que reconozcan los derechos de un individuo sobre una marca registrada.

El objetivo es prohibir a tribunales estadounidenses que reconozcan los derechos de un individuo sobre una marca registrada.

Publicado 12 marzo 2019

La legislación titulada “Ninguna marca robada reconocida en Estados Unidos” afectaría a marcas supuestamente vinculadas con propiedades nacionalizadas después de 1959.

Los senadores Marco Rubio (R-FL) y Bob Menéndez (D-NJ) presentaron este martes un proyecto de ley ante el Congreso de Estados Unidos en el que buscan prohibir el reconocimiento oficial o derechos de marcas comerciales cubanas en Estados Unidos. 

LEA TAMBIÉN:
Díaz-Canel denuncia agresión de ley Helms-Burton contra Cuba

La legislación bipartidista y bicameral, titulada “Ninguna marca robada reconocida en Estados Unidos”, afectaría a marcas supuestamente vinculadas con propiedades nacionalizadas después del triunfo de la Revolución en enero de 1959. Un proyecto de ley complementario fue presentado en la Cámara de Representantes por los congresistas Debbie Wasserman-Schultz (D-FL) y John Rutherford (R-FL).

Su objetivo es prohibir a tribunales estadounidenses que “reconozcan, hagan cumplir o validar” los derechos por parte de un individuo sobre una marca registrada que se utilizó en relación con una empresa o activos que fueron nacionalizados por Cuba, a menos que “el propietario original de la marca lo haya consentido expresamente”.

Para ejemplificar el caso, Rubio mencionó, en un boletín de prensa, la batalla legal entre la empresa Bacardí contra Cuba por los derechos de la marca Havana Club. En 1993, Pernod Ricard S. A. y la Corporación Cuba Ron S. A. lanzaron la empresa conjunta encargada de la producción, de la mercadotecnia y de la comercialización del Havana Club en todo el mundo.

Por su parte, Bacardí inscribió en Estados Unidos el derecho de uso de Havana Club en Estados Unidos, que estaba registrado desde 1974, mediante la comercialización de un ron producido en Puerto Rico. Sin embargo, la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. desconoció este reclamo y en 2016 designó a la empresa estatal Cubaexport como legítimo representante internacional del reconocido ron Havana Club; desestimando a Bacardí.

Con el proyecto de ley se prohibiría a la asociación Pernod Ricard/Cuba Ron usar los derechos relacionados con Havana Club, como parte de una acción más para aumentar el cerco económico contra la isla. 

La propuesta de Rubio y Menéndez se realiza al cumplirse 23 años de la aprobación del proyecto legislativo, "Ley para la Solidaridad Democrática y la Libertad Cubana", comunmente conocida como Helms-Burton. La ley fue firmada el 12 de marzo de 1996 en la administración de Bill Clinton, con el objetivo de afectar la estimulación a la inversión extranjera y acentuar los efectos económicos del embargo en Cuba.

Sobre el infame aniversario, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, señaló que la ley es absurda e ilegal, agregando que “no se puede legislar contra el mundo, ni desconocer la soberanía de cada país. Cuba es una nación independiente y soberana, que respeta y exige respeto. Señores imperialistas aprendan de una vez: la dignidad es invencible #SomosCuba”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.