• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Personal de Salud organiza la entrada de residentes de El Paso a un centro de testeos.

Personal de Salud organiza la entrada de residentes de El Paso a un centro de testeos. | Foto: Prensa Latina

Publicado 26 octubre 2020


Blogs



Este condado emitió diversas regulaciones para frenar el virus, que ya desapareció, según el presidente Donald Trump.

 

Las autoridades en la ciudad fronteriza de El Paso (Texas, Estados Unidos), decretaron toque de queda a partir del domingo y exhortaron a los habitantes a quedarse en casa durante dos semanas, pues el incremento de contagios de Covid-19 ha tensado de modo significativo la situación de los hospitales.

LEA TAMBIÉN: 

Senado de EE.UU. ratifica a jueza Barret para la Corte Suprema

El principal funcionario electo del condado, Ricardo Samaniego, emitió una orden de toque de queda diario de las 22H00 a las 5H00 hora local, que obliga a los residentes a quedarse en casa durante ese horario so riesgo de ser multados con 500 dólares si incumplen dicha norma.

También se reguló la obligación de llevar máscara protectora en lugares públicos, con multa de 250 dólares de incumplirse la disposición. Samaniego declaró a los medios que se hallan en estado de crisis.

De acuerdo con la directora del Departamento de Salud local, Angela Mora, las hospitalizaciones relacionadas con el Sars-Cov-2 crecieron de 259 a 786 en menos de tres semanas y durante los últimos 14 días se han diagnosticado casi 10.000 positivos.

Este lunes se reportaron 1.443 casos confirmados durante la última jornada, lo cual superó el récord de 1.216 del sábado pasado. Hasta ese día, habían fallecido allí 571 personas debido a las complicaciones del coronavirus.

Un total de 853 pacientes están hospitalizados, comparados con 786 el día anterior. En unidades de cuidados intensivos se atiende a 180 pacientes, frente a 177 el sábado, precisó Mora.

El incremento de contagios obligó a improvisar un centro de salud en el centro cívico de la ciudad, y horas atrás el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que se instalarían allí 50 camas de hospital y que se podrían agregar otras 50 si fuera necesario. Hacia El Paso ya fueron enviados más de 900 miembros del personal médico.

El aumento de casos ocurre en momentos en que el presidente Donald Trump ha minimizado el efecto de la pandemia en este estado sureño. El jueves pasado, durante el segundo debate presidencial con Joe Biden, Trump afirmó que "hubo un aumento de casos en Texas, pero ya desapareció".

Hasta el domingo, Texas contabilizaba 862.375 casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia, 91.885 casos activos (mayor cifra desde el 30 de agosto) y 5.206 hospitalizaciones (mayor cifra desde el 22 de agosto).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.