• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Después del golpe de Estado contra Morales, el Gobierno de facto ha sumergido al país en una profunda crisis social y económica.

Después del golpe de Estado contra Morales, el Gobierno de facto ha sumergido al país en una profunda crisis social y económica. | Foto: La Razón

Publicado 15 junio 2020


Blogs



El TSE presentó la querella ante el Ministerio Público por supuestas "alteraciones" de los resultados electorales suscitados el pasado 20 de octubre de 2019.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia presentó una denuncia penal ante el Ministerio Público por supuestos delitos suscitados en los pasados comicios generales de octubre de 2019, donde menciona una posible "alteración de resultados".

LEA TAMBIÉN:

Tribunal rechaza acción de libertad a Patricia Hermosa en Bolivia

"La Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral, en su condición de Máxima Autoridad Ejecutiva, ha presentado la semana pasada ante el Ministerio Público la querella penal contra quienes resultaren autores, cómplices, instigadores y/o encubridores de la presunta comisión de los delitos electorales de “Falsificación de Documentos o uso de Documento Falsificado”, “Manipulación Informática” y “Alteración y Ocultación de Resultados”", indica el comunicado oficial del TSE. 

La decisión del TSE es rechazada por sectores políticos alternativos, que aluden a una posible artimaña para "constatar" un posible fraude y anular la personería jurídica del MAS, partido que actualmente se perfila con mayor intención de votos de cara al 6 de septiembre.

Aquella jornada electoral dio como ganador al entonces presidente de la nación y candidato por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, quien después fue víctima de un golpe de Estado orquestado por sectores ultraderechistas, dicha acción condujo a Morales a exiliarse en México y posteriormente en Argentina ante las graves amenazas contra su vida.

Estrategia para dilatar comicios generales 

Después del golpe de Estado contra Morales, el Gobierno de facto ha sumergido al país en una profunda crisis social y económica. La disolución de carteras como de Cultura, Educación y Comunicación, así como las críticas por el manejo de la pandemia de la Covid-19, ha generado que sectores populares le den un respaldo al candidado presidencial por el MAS, Luis Arce. 

Las autoridades sanitarias bolivianas registran un total de 18.459 contagios, 3.113 recuperados y 611 decesos de la Covid-19, asimismo, los sectores vulnerables han denunciado el abandono por parte del Gobierno de facto en medio de la pandemia. 

Ante el panorama, la presidenta de facto Jeanine Áñez se ha negado a firmar la Ley que establece elecciones generales para el próximo 6 de septiembre, señalando que son un "gran riesgo" para la población por el virus del nuevo coronavirus.

No obstante, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, señaló el pasado viernes que en caso de que Áñez no firme la Ley, desde el Órgano Legislativo se promulgarán los comicios como establece la Constitución Plurinacional de Bolivia. 

Movimientos como el MAS y Comunidad Ciudadana han denunciado que el Gobierno de facto pretende dilatar la jornada electoral y perpetuarse ilegítimamente en el Ejecutivo.

Cuestionamientos sobre el "fraude" de octubre

Aunque la Organización de Estados Americanos (OEA) emitió "posibles" irregulares en los comicios generales del pasado 20 de octubre en Bolivia, éstos han sido desmentidos por diversas instituciones expertas en el tema. 

El pasado mes de diciembre, la Universidad de Michigan (Walter Mebane), el Centro de Investigación Económica y Política (CEPR, por su sigla en inglés) y más de un centenar de expertos apuntaron que el informe de la OEA era inconsistente y no probaba fraude.

El investigador de ciencias políticas de la Universidad de Michigan, Walter Mebane, considerado como uno de los principales expertos en fraude electoral del mundo, expresó en un informe publicado el pasado 14 de noviembre que removiendo los votos nulos, el MAS tiene una ventaja superior al diez por ciento.

Mebane dio a conocer un documento titulado “Evidencia en contra de que los votos fraudulentos hayan sido decisivos en la elección de Bolivia en 2019”, donde concluye que solo se registraron presuntas irregularidades estadísticas en 274 de las 34.551 mesas de votación, lo que no se diferencia mucho de otros patrones vistos en comicios de países como Honduras, Turquía, Rusia, Austria y Wisconsin.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.