• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"El aborto es un problema de salud pública que produce muertes, la legalización reduce abortos y muertes", dijo el ministro de salud argentino, Adolfo Rubinstein. 

"El aborto es un problema de salud pública que produce muertes, la legalización reduce abortos y muertes", dijo el ministro de salud argentino, Adolfo Rubinstein.  | Foto: El Clarín

Publicado 24 julio 2018

El proyecto de ley para la legalización del aborto asistido será sometido a votación ante la Cámara Alta de Argentina en agosto.

El Ministro de Salud de Argentina, Adolfo Rubinstein causó polémica este martes al manifestar su postura a favor de la legalización del aborto asistido en el país, legislatura que será sometida a votación el próximo 8 de agosto. 

Rubinstein señaló que la despenalización en otros países ha reflejado una disminución de la práctica clandestina, así como la reducción de las muertes de mujeres durante este tipo de intervención, caso contrario a las naciones donde aún es ilegal.

"Los abortos y las muertes maternas bajan drásticamente en los países donde se legalizó el aborto", djo Rubinstein durante una de las ponencia ante Senado en el marco de los debates para la legalización del aborto. 

 

"Desde 2005 en adelante se ve una tendencia declinante de los egresos hospitalarios por aborto que tiene que ver con políticas de salud y mayor acceso a anticonceptivos hasta el uso más extendido del tratamiento farmacológico del aborto, con misoprostol (fármaco para el aborto temprano)", justificó el ministro argentino. 

El ministro argentino afirmó que las bases científicas y las estadísticas justifican la legalización como una medida para reducir las muertes y complicaciones por abortos clandestinos, que en Argentina superan el 70 por ciento. 

>> Rechazan iniciativa sobre reforma de las FF.AA. en Argentina

Asimismo, propuso que si llegara a legalizarse el 90 por ciento de los abortos serían con fármacos, lo que reducirá la inversión de más de 11.500 pesos al sector salud en hospitalizaciones para tratar complicaciones por abortos clandestinos

"El descenso se explica por la reducción de las internaciones, que bajaría, y la medicación, que estaría garantizada (...) Lo que bajaría dramáticamente es el costo de las complicaciones", apuntó.

"El misoprostol hoy se consigue un entre 300 pesos (10 dólares) y 5.000 pesos (182 Dólares) y el costo sería 30 veces menor, si fuese legal (...) a mayor restricción, mayor cantidad de abortos y muertes", concluyó. 

Desde el pasado 10 junio Argentina discute el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo en el país, el cual será sometido a votación ante la Cámara Alta en agosto.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.