• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Argentinos protestan por la vuelta de los militares a la calle o en tareas de seguridad interior.

Argentinos protestan por la vuelta de los militares a la calle o en tareas de seguridad interior. | Foto: Agencia NA

Publicado 24 julio 2018

Esta reforma estaría modificando el Decreto 727/2006 de la Ley de Defensa Nacional, con el que se le otorgaría a las FF.AA. la potestad de realizar tareas de seguridad interior.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció este lunes en una conferencia de prensa en el excentro clandestino de detención y tortura Campo de Mayo, una reforma al Sistema de Defensa Nacional de las Fuerzas Armadas (FF.AA.). ¿Conoces cuáles son las reformas?

La reestructuración de las FFAA consta de tres artículos dispuestos en tres grandes ejes: "Apreciación del Escenario Global y Regional", "Posicionamiento Estratégico de la Argentina en materia de Defensa" y "Prioridades y lineamientos para la reforma del Sistema de Defensa Nacional (SDN)".

Esta reforma estaría modificando el Decreto 727/2006, reglamentario de la Ley de Defensa Nacional, con el que se le otorgaría a las FF.AA. la potestad de realizar tareas que puedan colaborar con la seguridad interior del país.

En el decreto 727 vigente, impulsado por la ministra de Seguridad Nilda Garré durante el Gobierno de Néstor Kirchner en 2006, se explica que el sistema de defensa debe orientarse "hacia la conjuración de situaciones de agresión externa perpetradas por Fuerzas Armadas de otro Estado".

El artículo 1° determina qué se debe entender por "agresión de origen externo", limitando el accionar de los militares únicamente cuando otro Estado "utiliza sus Fuerzas Armadas para atacar la soberanía, integridad territorial, independencia política del país o cualquier otra forma que sea incompatible con la Carta de Naciones Unidas".

En las Consideraciones se aclara que deben "rechazarse enfáticamente todas aquellas concepciones que procuran extender y/o ampliar la utilización del instrumento militar hacia funciones totalmente ajenas a la defensa, usualmente conocidas bajo la denominación ‘nuevas amenazas'".

El artículo 3° dispone que el SDN no podrá contemplar "hipótesis, supuestos y/o situaciones pertenecientes al ámbito de la seguridad interior".

Manuel Trufó, del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) explicó para medios internacionales que "uno de los mayores logros de la democracia argentina es la separación entre defensa y seguridad", añadiendo que "lo que más preocupa" al CELS es que "se volvió a insistir en que las FF.AA. colaboren en temas de seguridad interior, cosa que está prohibida".

"Es una decisión muy grave porque consideramos que […] esta prohibición es una de las razones por las cuales los militares han podido ser subordinados a la autoridad política", añadió.

Trufó señala que si bien las autoridades no han dado detalles de la reforma, el punto clave del nuevo decreto estaría en el trabajo en conjunto de las tres fuerzas (Ejército, Armada, Aérea), y su "colaboración" en la manutención de la seguridad interior.

Según medio local, se habla de un "modelo único de accionar militar integrado", incluso en aquellos casos en los que la operación deba ser ejecutada por "una fuerza específica".

El portal web argentino señala que el nuevo decreto establecería como "riesgos a tener en cuenta", la "competencia por recursos estratégicos, los ataques externos a objetivos estratégicos y la utilización del ciberespacio con fines militares".

Lo que implicaría que los militares deberán hacer frente al "impacto de la criminalidad transnacional", es decir,  "desarticulación de redes delictivas vinculadas al narcotráfico, la piratería, la trata de personas y el contrabando".

Trufó indicó que la preocupación del CELS por las "definiciones son tan vagas y ambiguas" que podrían abrir "la puerta para intervenciones mucho más intensas de las FF.AA.".

Rechazo a la reforma

Tras la decisión de Macri sobre las Fuerzas Armadas habrá una marcha el día jueves a partir de las 17H00 hora local en la Plaza de Mayo como medida de protesta por la vuelta de los militares a la calle o en tareas de seguridad interior, algo que tenían prohibido por ley hasta el momento.

La convocatoria fue realizada a través de las redes sociales por un grupo denominado No a la reconciliación con los militares - No a la represión.

"NO A LA UTILIZACIÓN DE LAS FUERZAS ARMADAS PARA LA REPRESIÓN INTERNA. NO A LA RECONCILIACIÓN CON LOS GENOCIDAS. BASTA DE AJUSTE. CASTIGO A LOS REPRESORES DE AYER Y HOY", afirman en el comunicado del grupo.

>> Rechazan iniciativa sobre reforma de las FF.AA. en Argentina


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.