• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Entrevista exclusiva al Secretario General de la Unasur, Ernesto Samper.

Entrevista exclusiva al Secretario General de la Unasur, Ernesto Samper. | Foto: teleSUR

Publicado 7 octubre 2015

Ernesto Samper sostiene que los poderes fácticos defienden intereses económicos y sociales de carácter particular y promueven golpes blandos en la región.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, aseguró en exclusiva para teleSUR que el mayor adversario de los poderes fácticos es el bloque regional que surgió por iniciativa de los entonces presidentes de Venezuela y Argentina, Hugo Chávez y Néstor Kirchner, respectivamente.

Durante una entrevista concedida al filósofo venezolano Miguel Pérez Pirela en la sede de la Unasur (Ecuador), el también expresidente colombiano afirmó que los poderes fácticos -representado por individuos o grupos para defender intereses económicos y sociales de carácter particular- “carecen de respaldo popular”. 

Reconoció que esos poderes fácticos han logrado generar un ambiente desestabilizador en países como Brasil, Venezuela y Ecuador. “Actualmente existe una especie de golpe pasivo permanente contra varios Gobiernos de América Latina que gota a gota es alimentado por cuenta de esos poderes fácticos”, advirtió. 

“Los poderes fácticos hay que analizarlos como un factor de desestabilización en la región”, Samper.

Sin embargo, dijo que gracias a la consolidación de la Unasur los intentos golpistas en la región han fracasado, “esa unión de malas acciones contra el crecimiento de la región no tienen responsabilidad ni legitimidad”.

Asimismo recordó que lo que realmente hace fuerte a la Unasur es la “identidad que tiene como región”, al tiempo que añadió que uno de los retos de bloque regional es lograr una transformación del sistema de Naciones Unidas. 

“No somos un sindicato de Gobierno, lo que realmente hace fuerte a Unasur es que trabajamos a partir de la identidad regional; y esa identidad de alguna manera la defendemos en tres ejes que son: la paz, la democracia y los derechos humanos”.

“El sistema de Naciones Unidas fue concebido después de la Segunda Guerra Mundial para garantizar la convivencia a los vencedores pero no para garantizar la participación de todos los países y menos los perdedores”, aseveró. 

“La ONU está en manos de un Consejo de Seguridad cuyo mayor poder no es la capacidad de sumar mayorías, sino de vetar minorías”, Samper. 

A su juicio, el subsistema económico de la ONU está diseñado para que funcione según la participación del capital. “Estamos des-financiando el sistema de Naciones Unidas al enfocarnos en los mismos problemas que no se resuelven”, comentó. 

Saludó el papel que ha tenido Unasur en la solución de los problemas en la región, “nosotros en este acto mantenemos la condición privilegiada de ser una zona de paz; no es que no existan dificultades, pero las estamos superando a través de procedimientos democráticos y sin necesidad de asesinarnos”, expresó. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.