• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Trump elogió Arpaio frecuentemente por su severa postura en temas de inmigración.

Trump elogió Arpaio frecuentemente por su severa postura en temas de inmigración. | Foto: Reuters

Publicado 25 agosto 2017

Donald Trump otorgó un indulto a su aliado político en Arizona Joe Arpaio, quien se proclamó "el alguacil más duro de Estados Unidos". 

El presidente de Estados Unidos. Donald Trump, indultó este viernes al polémico exalguacil Joe Arpaio, que afrontaba una condena de seis meses de cárcel tras ser hallado culpable de desacato a los tribunales por un caso de discriminación racial.

La medida fue tomada días después de un mitin en Phoenix, en el que Trump insinuó que pretendía emitir un indulto.

“¿Así que el sheriff Joe fue declarado culpable por hacer su trabajo?”, les preguntó Trump a sus partidarios. “Haré un pronóstico. Creo que va a estar bien”.

Arpaio, que se vinculó a Trump durante la campaña presidencial por su afinidad en el tema de la inmigración, fue declarado culpable de un delito menor por desafiar intencionalmente la orden de un juez para que suspendiera sus operativos de tránsito enfocados en los inmigrantes.

Trump y Arpaio han cuestionaron la autenticidad del certificado de nacimiento del expresidente Barack Obama, y tienen antecedentes similares de enfrentarse a jueces.

Este viernes, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que señaló que “durante todo el tiempo que fue jefe de policía, Arpaio continuó el trabajo de su vida de proteger al público de los azotes de la delincuencia y la inmigración ilegal. El sheriff Joe Arpaio tiene ahora 85 años de edad y, después de más de 50 años de servicio admirable a nuestra nación, es un candidato merecedor a un indulto presidencial”, destacó el documento. 

Arpaio fue sheriff del condado de Maricopa (Arizona) que incluye Phoenix entre 1993 y 2017, 24 años en los que se hizo famoso en todo el mundo por su mano dura con los inmigrantes indocumentados y por las severas condiciones en la cárcel bajo su jurisdicción.

De acuerdo con la investigación, los agentes a las órdenes de Arpaio paraban a conductores solo por su aspecto racial, detenían a personas por la sospecha de que fueran indocumentados y los entregaban a las autoridades migratorias.

En 2011, la Justicia estadounidense ordenó a Arpaio que abandonara su estrategia de detener a gente por razones raciales, pero el polémico exsheriff continuó con sus tácticas.

Por desobedecer las órdenes de la Justicia, una jueza abrió en 2015 un caso en su contra del que fue hallado culpable en julio y del que estaba ahora a la espera de condena, que podía ser de hasta seis meses de cárcel.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.