• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La decisión del Congreso representaría la primera anulación de un veto presidencial desde que Obama llegó a la Casa Blanca.

La decisión del Congreso representaría la primera anulación de un veto presidencial desde que Obama llegó a la Casa Blanca. | Foto: Archivo

Publicado 28 septiembre 2016

El primer mandatario estadounidense mantuvo la negativa frente a la ley argumentando que no quería exponer al país a demandas de todo el mundo.

El Senado de EE.UU. votó este miércoles a favor de invalidar el veto del presidente de ese país, Barack Obama, sobre la ley que permite a las víctimas del 11 de septiembre de 2001 demandar al Gobierno de Arabia Saudita en tribunales nacionales por sus supuestos vínculos en los ataques que sufrió World Trade Center ese día.

>>Ley para demandar a Arabia Saudí por 11S está en manos de Obama 

Esto representaría la primera anulación de un veto presidencial desde que Obama llegó a la Casa Blanca.

La semana pasada el presidente estadounidense vetó el proyecto de la llamada Ley de justicia contra los patrocinadores del terrorismo (JASTA, por su sigla en inglés) argumentando que desgastará la doctrina de la inmunidad soberana y expondría EE.UU. a demandas procedentes de todo el mundo.

Los partidarios del proyecto de ley afirman que el argumento de Obama es endeble porque EE.UU. "no está involucrado en la actividad terrorista internacional" y "no tiene que temer la venganza de otro país",  aseguró el representante demócrata Jerry Nadler.

>>Ley para demandar a Arabia Saudí por 11S está en manos de Obama

La Cámara de Representantes de EE.UU.  aprobó el pasado 8 de septiembre por unanimidad el proyecto bipartidista que permite demandar a Arabia Saudita por los hechos del 11 de septiembre de 2001, señalando que es un "imperativo moral" permitirle a las familias de las víctimas obtener justicia por la muerte de seres queridos”.

En contexto

Uno de los principales argumentos para la aprobación de la JASTA es que los atacantes suicidas tenían nacionalidad saudí.

Sin embargo, semanas después esta decisión la misma fue vetada por el presidente Barack Obama, quien no quería perjudicar las relaciones bilaterales entre ambos países.

El Gobierno saudí, por su parte, amenazó con vender 750 mil millones en activos y bonos que posee en Estados Unidos, si el Congreso norteamericano aprobaba este proyecto de ley. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.