• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
A las oligarquías locales y las transnacional no le gustan los Gobiernos de izquierda porque luchan por la verdadera independencia y el bienestar de la población, dijo el mandatario.

A las oligarquías locales y las transnacional no le gustan los Gobiernos de izquierda porque luchan por la verdadera independencia y el bienestar de la población, dijo el mandatario. | Foto: APS

Publicado 3 septiembre 2016

El mandatario calificó de injusto y manipulado el golpe contra Rousseff y denunció la “ola desestabilizadora” en Venezuela.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, expresó este sábado su solidaridad a la presidenta Dilma Rousseff, tras ser destituida de su cargo a través de un golpe de Estado disfrazado de juicio político. El mandatario a su vez denunció el proceso de desestabilización en Venezuela.

Cerén calificó el golpe parlamentario contra Rousseff de injusto y manipulado. Señaló que desde que fue separada de sus funciones, el Gobierno salvadoreño denunció que se estaba cometiendo una injusticia, pues fue señalada de hechos que nunca sucedieron.

>> Rousseff denuncia que no se respetó el debido proceso en el impeachment

“Nosotros hemos dicho que hay una manipulación política en ese proceso y no se ha comprobado la responsabilidad criminal de la presidenta”, manifestó el jefe de Estado salvadoreño durante el programa Gobernando con la Gente.

>> Gobiernos socialistas retiran embajadores de Brasil tras golpe

Sobre la situación en Venezuela, el mandatario expresó su solidaridad con el presidente Nicolás Maduro, al tiempo que denunció públicamente “la ola desestabilizadora” que afecta al país suramericano. Para el mandatario centroamericano, estos procesos atenta contra la estabilidad democrática y los avances políticos y de integración de la región.

“Estamos dando seguimiento al proceso para proceder a dar otros pasos”, dijo el mandatario, pues “no vamos a permitir que en América Latina se imponga una modalidad de golpes de Estado suaves”, que provocan la destitución de Gobiernos que han sido electos democráticamente.

En contexto 

Desde el pasado miércoles 31 de agosto países de América Latina respondieron con acciones diplomáticas a la destitución de la presidenta electa democráticamente Dilma Rousseff. Venezuela, Ecuador y Bolivia decidieron retirar a su máximos representante diplomático en Brasil, tras la destitución de Rousseff. 

>>Brasil se movilizó a favor de la presidenta Dilma Rousseff


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.