• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rousseff se dirigió a las mujeres que concentraron en la Plaza XV de Río de Janeiro, en el sureste de Brasil.

Rousseff se dirigió a las mujeres que concentraron en la Plaza XV de Río de Janeiro, en el sureste de Brasil. | Foto: teleSUR

Publicado 2 junio 2016

Con la consigna "No pasarán golpistas golpistas", miles de brasileñas acompañaron el discurso de la presidenta Dilma Rousseff en Río de Janeiro.

"Un proceso de golpe blando o golpe suave tiene una característica: los golpistas detestan ser llamados golpistas", aseveró la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en referencia a quienes impulsan el juicio político que la mantiene apartada de su cargo por 180 días sin haberse presentado pruebas de las acusaciones en su contra.

"Intentan destruir la democracia", dijo la jefa de Estado en relación con el Gobierno provisional que no fue elegido por medio de las urnas ni cuenta con la aprobación popular. 

La mandataria fue recibida este jueves por miles de mujeres en Río de Janeiro (sureste de Brasil) en la marcha denominada "Mujeres por la democracia".

Rousseff aseveró que el golpe en su contra es claro y absoluto y recordó que la democracia en Brasil fue alcanzada gracias a la resistencia de quienes lucharon por ella, por lo que resaltó la importancia que tiene.

Añadió que el juicio político no es un golpe tradicional militar, que en años anteriores era practicado en América Latina y que consistía, a través de un poder armado, retirar gobiernos populares. Aseguró que se trata de un golpe parlamentario, para el que se usa este órgano "que tradicionalmente es más conservador".

Indicó que las grabaciones difundidas en los últimos días de dos ministros del presidente provisional Michel Temer en las que criticaban la investigación Lava Jato, son una muestra irrefutable de que hay un golpe en Brasil.

La mandataria recordó los logros sociales alcanzados durante su gestión y la del expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva y añadió que con el Gobierno de Temer están en riesgos esas conquistas.

>> Temer preocupado por posible retorno de Rousseff a la presidencia

El dato: El Senado de Brasil, en medio de disputas, decidió este jueves no votar por el calendario del juicio político a la mandataria Dilma Rousseff, por lo que la comisión especial decidió esperar la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF). 

>> Senado de Brasil no asignó fechas para el juicio a Rousseff

En contexto

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT) para impedir que se mantengan al frente del Gobierno.

Pese a la falta de una base legal para realizar un juicio político en contra de Rousseff, el pasado 17 de abril la Cámara de Diputados aprobó el pedido de impeachment con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausentes. 

>> Pepe Escobar: Rousseff puede volver al poder en poco tiempo

Posteriormente, el Senado de Brasil aprobó el proceso de juicio político contra la presidenta el pasado 12 de mayo con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado).

En este lapso las autoridades brasileñas deberán encontrar las pruebas contra la mandataria que no fueron presentadas ni en la Cámara baja ni en el Senado. 

La acusación central de la oposición contra Rousseff para justificar un juicio político es la supuesta violación de normas fiscales al maquillar el déficit presupuestario de 2015.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.