• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Hijo menor de Temer posee más de 550 mil dólares en propiedades.

Hijo menor de Temer posee más de 550 mil dólares en propiedades. | Foto: Agencia ISTOE

Publicado 1 junio 2016





El mandatario interino colocó dos de sus millonarias propiedades a nombre de su hijo menor. La presidencia aclaró en un comunicado que la transferencia se realizó en forma de regalo, o una "anticipación de herencia".

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, coloco dos de sus propiedades valoradas en 2 millones de reales (unos 550 mil de dólares), a nombre de su hijo de solo 7 años, llamado Michelzinho, lo que lo convierte en millonario desde pequeño, un hecho que ha sido el último escándalo en el gigante suramericano.

La información la reveló el diario “O Estado D. Sao Paulo”, el cual reseñó que las propiedades están ubicadas en la localidad de Itaim Bibi, en Sao Paulo, y cada una tiene una superficie de 196 metros cuadrados.

Destaca además que el año pasado, Michel Temer declaró ante la Corte Electoral que ambas estaban tasadas en 190 mil dólares. Sin embargo, en realidad cada inmueble cuesta 285 mil dólares.

>> PT denuncia ruptura del modelo de bienestar social en Brasil

Asimismo, Temer declaró que su residencia de 415 metros cuadrados, ubicada en el distrito de Alto de Pinheiros (en el oeste de São Paulo), fue adquirida en 1998 por 722 mil 977 reales brasileños (poco más de 200 mil dólares).

Sin embargo, posteriormente el Ayuntamiento informaba de que el valor de mercado de la propiedad era de 2 millones 875 mil 109 reales brasileños (casi 800 mil dólares)

Debido a la magnitud de este escándalo, la presidencia interina del país detalló en un comunicado que la transferencia se realizó en forma de regalo, como una especie de anticipación de la herencia al chico de 7 años. También sostiene que las hijas de Michel Temer recibieron otros adelantos de herencia, sin añadir más detalles.

>> Brasil: oposición financió campaña de juicio contra Rousseff

En Contexto
El pasado 12 de mayo, Michel Temer pasó a ser el presidente interino de Brasil luego de que la mandataria, Dilma Rousseff, elegida con 54 millones de votos populares, fuera separada de su cargo por un máximo de seis meses para enfrentar un juicio político, por supuesta tergiversación de cifras durante 2014 y 2015.
La acusación central de la oposición contra Rousseff para justificar un juicio político es la supuesta violación de normas fiscales. Sin embargo, no se han presentado pruebas en su contra.
Mientras tanto, Temer ha emprendido una agenda neoliberal que se aleja del plan de Gobierno votado por los brasileños al elegir a Rousseff. Dentro de sus medidas económicas destaca la revisión del sistema de pensiones y reducir la inversión pública.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.