• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Niños de Alepo viven la ilusión de disfrutar su infancia a pesar de la guerra.

Niños de Alepo viven la ilusión de disfrutar su infancia a pesar de la guerra. | Foto: europapress.es

Publicado 27 septiembre 2016

En Alepo cientos de niños reciben juguetes gracias a un misionero originario de esa localidad siria.

Alepo es una de las ciudades más afectadas en Siria por los constantes ataques y bombardeos que han dejado un total de 213 víctimas, en su mayoría niños. Sin embargo, Rami Adnan, un hombre de 44 años, sirve como misionero para llevar la alegría a los más pequeños.

Rami Adnan nació en Alepo y actualmente reside en Finlandia, país del que también tiene la nacionalidad. Adnan lleva cuatro años con un único objetivo, que los niños de la ciudad de Alepo,  puedan disfrutar como lo que son, niños. Por ello se ha convertido en un "contrabandista de juguetes".

Su idea inicial era entregar alimentos y medicinas, pero su hija Yasmin de 3 años le dio varios de sus juguetes para que se los diera a los niños sirios a cambio de que su padre le comprara una muñeca nueva.

>>Casi la mitad de las víctimas en Alepo son niños

"Aquella primera vez fuimos a un campo de refugiados cerca de la frontera y llevamos alimentos, pero cuando comenzamos a repartir los juguetes, se creó un gran alboroto". Y es que "los niños llegaban de todos los lugares", destacó Adnan en una entrevista a The Telegraph.

Fue entonces cuando Adnan se dio cuenta de que no pensaban en comida, sino que "solo querían un juguete". El voluntario asegura que empezó hace unos cinco años cuando dedicó su vida a ayudar a los niños sirios de la forma que pudiera.

>>ONU cifra en 213 los muertos en Alepo durante los últimos días

"Comencé usando todos mis ahorros para comprar y repartir alimentos, medicinas, agua y por supuesto miles de juguetes para los niños desplazados sirios", cuenta el misionero de Alepo.

No obstante, Adnan no solo se dedica a recaudar para comprar juguetes y recursos para la población siria, sino que viaja personalmente para entregar los juguetes a los más pequeños. "Ya he ido a Siria y Alepo 27 veces en los últimos cuatro años y lo hago para asegurarme de que nuestra ayuda va a los que más lo necesitan".

Desde entonces, cada vez que viaja a Siria lo hace con unos 80 kilos de juguetes donados.

"El contrabandista"

Adnan asegura que "me he ganado el título de contrabandista de juguetes de Alepo después de que todas las fronteras de Siria han estado cerradas en los últimos dos años".

Afirma que no puede parar de ayudar y por eso sigue buscando fondos para continuar con su iniciativa. También quiere construir escuelas cerca de la frontera con Turquía.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.