• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
De Mistura concluyó su intervención ante el Consejo de Seguridad afirmando que no renunciará a su cargo, tal como lo solicitan algunos sectores.

De Mistura concluyó su intervención ante el Consejo de Seguridad afirmando que no renunciará a su cargo, tal como lo solicitan algunos sectores. | Foto: Reuters.

Publicado 25 septiembre 2016

Unas 139 personas han muerto en la parte oriental de la ciudad siria de Alepo, otras 74 en la parte rural próxima a esa ciudad, en la peor semana que vive la zona en seis años de conflicto.

Unas 213 personas han muerto en los últimos días por los ataques en la parte oriental de la ciudad siria de Alepo y sus alrededores, territorio que vive "la peor semana" en seis años de conflicto que tiene el país. Así lo denunció este domingo Staffan de Mistura, el enviado especial de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, ante el Consejo de Seguridad de ese organismo.

"Son días escalofriantes (...). No hay nada que justifique lo que está sucediendo ante nuestros propios ojos", afirmó De Mistura.

El enviado especial de la ONU para Siria desglosó la cifra y explicó que 139 murieron en la parte oriental de Alepo, y los otros 74 en la parte rural próxima a esa ciudad.

>> Al-Assad culpa a EE.UU. del fracaso del alto al fuego en Siria

De Mistura señaló que 275 mil personas en el oriente de Alepo están "atrapadas de facto" sin alimentos ni agua potable, entre tanto los equipos de emergencia "se sienten abrumados y no pueden responder ante estos ataques" que están sufriendo desde el pasado lunes, cuando se dio al traste con el alto al fuego que Estados Unidos y Rusia habían negociado en Ginebra.

Con motivo de la 71° Asamblea General de la ONU, se ha intentado retomar el alto al fuego desde Nueva York pero las gestiones para lograrlo a corto plazo carecen de esperanza. De hecho, la ruptura del régimen de silencio ha hecho que "se haya desatado una violencia sin precedentes que afecta también a los civiles" e incluso "los centros médicos se utilizan como blanco", recalcó el funcionario.

>> Siria: Daesh retoma control en campo de refugiados de Alepo

Tras señalar que ha sido imposible determinar cuántos ataques aéreos se han realizado en los últimos días, porque muchos se realizan de noche, advirtió que si se confirman los ataques a la infraestructura civil en Alepo, ello equivaldría a "crímenes de guerra"

De Mistura teme que a la ofensiva aérea le siga una "larga lucha calle por calle que no llevará meses, sino años". Bombas incendiarias y otros artefactos de gran impacto para castigar especialmente a búnkers se incluyen entre los armamentos utilizados, informó.

>> EE.UU. y UE piden a Rusia mayor voluntad en crisis siria

El enviado especial de las Naciones Unidas para Siria instó ante el Consejo de Seguridad a tomar tres medidas urgentes:

1.- Que cese la violencia contra civiles y la infraestructura. 

2.- Que se apruebe otra tregua de 48 horas para permitir el paso de los convoyes con asistencia por Alepo oriental.

3.- Que se permita una evacuación médica de los casos más graves.

 

De Mistura concluyó afirmando que no tiene intención de renunciar a su cargo, tal como lo solicitan algunos sectores: "Si yo renunciara sería una señal de que la comunidad internacional abandona a los sirios. No necesitamos dar este tipo de señal", reflexionó.

>> Convocan reunión urgente del Consejo de Seguridad sobre Siria

En contexto

El sábado 17 de septiembre, aviones de la coalición internacional encabezada por EE.UU. efectuaron cuatro bombardeos contra el Ejército sirio. Los ataques dejaron al menos 62 militares muertos y más de 100 heridos cerca del aeropuerto de la ciudad de Deir Ezzor, en el este del país.

El lunes 19 de septiembre, el vocero de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Stephane Dujarric, informó que un convoy de ayuda humanitaria destinado a la población de Alepo fue atacado en Siria. Entre 18 y 31 de los camiones que trasladaban harina, agua potable y filtros de agua, medicamentos y alimentos para los residentes de las localidades de Orem (Alepo) y Talbiseh (Homs) fueron golpeados.

La ONU suspendió hasta nuevo aviso las ayudas humanitarias para cientos de personas en Alepo. La Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas sirias, por su parte, anunció el fin de la tregua pactada entre Rusia y EE.UU. para coordinar en forma conjunta los ataques contra los terroristas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.