• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El canciller ruso Serguéi Lavrov dio las declaraciones tras reunirse con homólogo serbio Ivica Dacic.

El canciller ruso Serguéi Lavrov dio las declaraciones tras reunirse con homólogo serbio Ivica Dacic. | Foto: Archivo

Publicado 4 mayo 2015

Rusia no desecha la posibilidad de que los hechos de desestabilización en Macedonia tengan relación con su negativa a unirse a las sanciones de EE.UU. contra Rusia.

El canciller ruso Serguéi Lavrov, no desestima que el recrudecimiento de la situación política en Macedonia tenga que ver con el rechazo a las sanciones contra Moscú, y a la vez su apoyo a la construcción del gasoducto ruso-turco Turkish Stream, informó Sputnik News.

En rueda de prensa el diplomático Serguéi Lavrov aseguró  en rueda de prensa que "los sucesos se producen en Macedonia en el contexto del rechazo del Gobierno del país a unirse a la política de sanciones contra Rusia", concluir sus conversaciones con su homólogo serbio Ivica Dacic.

Tras concluir la conversación con su par serbio Ivica Dacic, agregó que las manifestaciones "podrían estar vinculados al apoyo activo del Ejecutivo macedonio al proyecto del gasoducto Turk Stream, al que muchos se oponen en Bruselas y al otro lado del océano".

Para el politólogo Marco Gasich la pugna desatada en Macedonia desafía la estabilidad política en ese país balcánico porque con "la construcción del gasoducto puede convertirse en un problema para los EE.UU., dado que quiere suministrar gas a Europa mediante Catar, lo que le permitiría suspender el abastecimiento a la UE a cualquier hora. EE.UU. no quiere que el proyecto ruso le prive de ese poder. Necesita un plan B. Así que, si tiene que impedir la construcción de Turkish Stream, lo hará. Y para que Rusia y la UE no se arriesguen a construir el gasoducto puede desestabilizar la situación en la región", citó Ria Novosti.

El pasado nueve de mayo se produjeron fuertes enfrentamientos en la zona de Kumanovo al norte de Macedonia, en el que 22 personas murieron, entre ellos: ocho policías y 14 integrantes de un grupo armado al parecer de origen albanés. Tres días después de este evento, dos ministros y el jefe de los servicios secretos de ese país balcánico presentaron su renuncia.

El ministerio del Interior de Macedonia, anunció que el grupo armado ingresó al país "desde el territorio de una nación vecina" para llevar a cabo actos terroristas y arremeter contra instituciones públicas. De acuerdo a fuentes seguidas por Sputnik, responsabilizaron al grupo Ejército de Liberación Nacional y a otros grupos clandestinos e ilegales albaneses que combaten por la instauración de un Estado único con todos los territorios de la región albanesa.

Lee: “Conozca los países sancionados por EE.UU.”

Vea: “Continúa la tensión en Macedonia tras intentona golpista”


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.