• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente Nkurunziza ocupa el cargo desde el 26 de agosto de 2005

El presidente Nkurunziza ocupa el cargo desde el 26 de agosto de 2005 | Foto: Cctv África

Publicado 13 mayo 2015

Fuentes cercanas al Gobierno aseguran que el presidente Pierre Nkurunziza no ha renunciado y que aún permanece en sus funciones.

La Presidencia de Burundi informó a través de Twitter el fracaso de un golpe de Estado que fue anunciado por un representante del comando militar este miércoles, reseñó la agencia Reuters.

“La situación está bajo control, no hay golpe en Burundi”, asegura la Presidencia del país africano después de que un influyente general burundés haya anunciado este miércoles el derrocamiento del presidente Pierre Nkurunziza.

El presunto golpe de Estado fue anunciado por el general Godefroid Niyombareh, quien había informado de la creación de un "comité de salvación nacional" para gobernar el país, publicó la BBC.

El presidente Nkurunziza ocupa el cargo desde el 26 de agosto de 2005. Recientemente el país ha experimentado violentas  protestas ante la decisión del mandatario de presentarse para un tercer mandato, que según la oposición contradice las normas constitucionales.

Medios locales reportaron que Nkurunziza se encuentra en Tanzania en una cumbre para discutir su postulación a un tercer mandato.

Por otra parte, el asesor del presidente de Burundi calificó de “broma” la declaración de los militares y aseguró que Nkurunziza permanece en el cargo y sigue ejerciendo sus funciones.

Entre tanto, este miércoles la policía lanzó gas lacrimógeno y disparó con munición real contra los manifestantes, cuando las protestas se acercaron a un kilómetro de la sede de la presidencia en la capital, Bujumbura.

En contexto
El pasado 6 de mayo, el Tribunal Constitucional de Burundi autorizó la candidatura del presidente Nkurunziza, para las elecciones del 26 de junio próximo, pese a las violentas protestas que ha generado la decisión del mandatario de aspirar a una tercera etapa al frente de la nación africana.

La candidatura provocó temor entre sectores de la población burundesa, porque temen la repetición de conflictos anteriores como la guerra civil ocurrida de 1993 a 2005, que enfrentó a los dos principales grupos étnicos del país -hutus y tutsis- y causó la muerte de más de 250 mil ciudadanos.

Al menos tres personas fallecieron el pasado 4 de mayo durante una nueva jornada de protestas y otros 45 ciudadanos quedaron lesionados en las manifestaciones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.