• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En Temuco persisten las manifestaciones a favor del pueblo mapuche.

En Temuco persisten las manifestaciones a favor del pueblo mapuche. | Foto: EFE

Publicado 17 enero 2018

"Existe una deuda histórica y asuntos pendientes con el pueblo mapuche", afirma Héctor Vargas, el obispo de Temuco, capital de la Araucanía.

El papa Francisco desarrollará este miércoles su segunda jornada de visita en Chile y lo hará en la región de la Araucanía, cuna de la etnia mapuche, que se considera la zona más pobre y con mayores índices de desempleo del país austral.

La escogencia está cargada de simbolismo. El viaje de Francisco a Temuco, capital de la Araucanía, "marca la internacionalización de la demanda mapuche y la notoriedad adquirida en torno a la promoción y la defensa de los derechos humanos", sostiene el historiador Fernando Pairacán.

Para este profesor de la Universidad de Santiago, que es citado por la agencia española EFE, el paso de Francisco por el territorio también evidencia "las carencias del Estado chileno en la conducción del proceso".

>> Ya no basta con rezar: El encuentro entre el papa y los Mapuche

En junio pasado, la presidenta chilena Michelle Bachelet pidió perdón al pueblo mapuche “por los errores y horrores que ha cometido o tolerado el Estado en nuestra relación con ellos”, al tiempo que presentó el Plan de Reconocimiento y Desarrollo de La Araucanía.

Sin embargo, meses después los mapuches critican la ausencia de sus reivindicaciones, especialmente la principal de ellas: la recuperación de las tierras usurpadas a sus antepasados que ahora están en manos de latifundistas y empresas forestales.

Hay más de 957.000 habitantes de esa región que viven estigmatizados, a causa de las situaciones de violencia que se mantienen, sostuvo el obispo de Temuco, Héctor Vargas. "Existe una deuda histórica y asuntos pendientes con el pueblo mapuche", asegura.

>> Chilenos protestan en las calles ante la visita del Papa

Vargas envió en diciembre pasado un informe al Vaticano sobre la situación en la región, es decir, el sumo pontífice arribará con pleno conocimiento de las condiciones de la población, que ha sufrido brechas sociales durante décadas.

Su segunda misa masiva, ante 40.000 personas, se efectuará en el aeródromo de Maquehue, un territorio ancestral mapuche en disputa, cuya propiedad es de la Fuerza Aérea y fue utilizada como centro de tortura y detención durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Francisco abogará por la unidad, el diálogo y la reconciliación de los pueblos. No se descarta que pida perdón, como hizo en la víspera con los abusos de la Iglesia Católica, pero “este debe ir acompañado de una política que revierta los altos índices de pobreza y segregación del pueblo mapuche”, subraya Pairacán.

>> Reacciones que dejó el perdón del papa a víctimas de abuso sexual en Chile


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.