• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Testigos señalaron que los agentes comenzaron a poner a los jóvenes contra el suelo sin razón.

Testigos señalaron que los agentes comenzaron a poner a los jóvenes contra el suelo sin razón. | Foto: Captura de Youtube

Publicado 8 junio 2015

El hecho se une a la larga lista de sucesos que muestran la brutalidad policial contra la población afrodescendiente. 

Un policía en el condado de McKinney, en el estado norteamericano de Texas, fue suspendido tras la difusión de un video en el que se ve inmovilizando a una niña negra de 14 años y apuntando con su arma a otros dos adolescentes afroamericanos durante una fiesta en una piscina comunitaria en un barrio de blancos.

De acuerdo con el diario The Huffington Post, el hecho se produjo el pasado viernes cuando varios agentes acudieron a la Piscina Comunitaria Norte de Craig Ranch, tras recibir un alerta sobre disturbios.

Los mismos estaban relacionados con la presencia de “múltiples jóvenes en el lugar que no viven en la zona ni tienen permiso para estar allí pero se niegan a irse", según expusieron las fuerzas del orden en un comunicado.

El sábado fue subido al portal Youtube un video de siete minutos sobre el hecho, el cual muestra a los policías persiguiendo a los jóvenes, mientras que uno de ellos realiza el arresto de una afroamericana de 14 años de forma extremadamente agresiva, sujetándola contra el suelo, mientras que la muchacha lloraba.

A inicio de mes,  Richard Gregory Davis, otro afrodescendiente, murió a manos de agentes de la policía de Rochester, estado de Nueva York, a causa de disparos con una pistola eléctrica Táser, según informes de medios de prensa. 

"Hubo una pelea, los policías aparecieron y comenzaron a poner a la gente en el suelo sin razón," expresó Post Brandon Brooks, quien grabó el video de YouTube, en un mensaje dirigido a The Huffington Post.

Lea aquí: ONU expresa preocupación por abusos policiales en EE.UU.

El domingo, por medio de un comunicado, el Departamento de Policía de McKinney señaló que la publicación del video ha generado preocupaciones que están siendo investigados por el organismo. “En este momento, uno de los oficiales que respondieron se ha colocado en licencia administrativa en espera del resultado de esta investigación”, apuntó el texto.

Más allá del resultado de esas pesquisas, el hecho constituye una nueva muestra del uso de la fuerza por parte de los uniformados en Estados Unidos, que tiene en la población negra a la más afectada.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.