• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El PSG poco a poco se fue adueñando del balón hasta conquistar el primer juego de la temporada.

El PSG poco a poco se fue adueñando del balón hasta conquistar el primer juego de la temporada. | Foto: @PSG_inside

Publicado 29 julio 2017





Es la quinta ocasión consecutiva que el París SG alza la copa del Trofeo de los Campeones, aunque el verdadero éxito de la pretemporada del equipo francés será lograr convencer finalmente a Neymar para que abandone el Barça y se una al proyecto catarí del PSG.

El París Saint-Germain (PSG) se llevó el primer título de la temporada al imponerse al Mónaco por 2-1 en la supercopa francesa, disputada este sábado en Tánger al norte de Marruecos y en la que brilló el brasileño Dani Alves, uno de los nuevos fichajes.

El centrocampista Djibril Sidibé adelantó a los monegascos en la primera parte en los 30 segundos, pero los parisinos voltearon el marcador en la segunda, con tantos de Alves a los 51 y del joven Adrien Rabiot a los 63.

Pese a que el Mónaco afrontó el encuentro sin varios de los jugadores que lo hicieron campeón hace unos meses, el equipo del Principado comenzó dominando y a los cinco minutos Mbappé abrió el marcador, aunque el árbitro anuló el gol por fuera de juego.

El PSG poco a poco se fue adueñando del balón, aunque sus delanteros chocaban una y otra vez contra la segura defensa de un Mónaco que hacía daño al rival con su juego directo.

Una rápida combinación en el centro del campo acabó con el pase del belga Youri Tielemans, el llamado a sustituir a Bernardo Silva, para Sidibé y el carrilero se plantó delante del arquero Serge Areola para batirle con una pelota picada (30').

El gol afectó al equipo entrenado por el español Unai Emery, incapaz de reaccionar en el tramo final de la primera parte.

Tras la pausa, el Mónaco pudo marcar el segundo, pero el remate del colombiano Radamel Falcao, capitán de su equipo, se marchó rozando el larguero.

>> Argentina y Uruguay lanzan candidatura para Mundial 2030

Cuando parecía que el Mónaco tenía el partido controlado, llegó el empate del PSG, en un golpe franco directo que Dani Alves colocó magistralmente en la escuadra derecha del arco monegasco.

Sin apenas tiempo para reaccionar, el equipo entrenado por el portugués Leonardo Jardim vio cómo el PSG marcaba el segundo, en un centro desde la derecha de Alves que cabeceó a la red Rabiot.

Ese gol dejó sin respuesta al Mónaco, que se quedó sin fuerzas en el tramo final del partido y los cambios tampoco le permitieron forzar el empate, aunque Falcao tuvo una última oportunidad de forzar la prórroga, pero su remate se marchó fuera.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.