• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Santuario de San Pedro Claver en Cartagena de Indias (Colombia)

Santuario de San Pedro Claver en Cartagena de Indias (Colombia) | Foto: EFE

Publicado 26 septiembre 2016

La Iglesia católica colombiana ha participado como mediadora para poner fin al conflicto armado en ese país. 

La Iglesia católica ha tenido un papel fundamental en el proceso de mediación y acercamiento para lograr la paz en Colombia. A finales de 1986, la Conferencia Episcopal de ese país creó la Comisión por la Vida, la Justicia y la Paz. 

A partir de la década de los noventa la actuación de la Iglesia se centró en una salida negociada al conflicto y en la defensa de los derechos humanos. 

En las negociaciones de paz mostró su interés para actuar como mediadora, y cuando el diálogo se vio obstaculizado se presentó como una alternativa para “desbloquear las largas pausas”.

>> Colombia, ¿por qué la paz?

En el mensaje de cierre de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Colombia, celebrada en junio pasado en Bogotá, los obispos de ese país llamaron a los colombianos a respaldar el proceso y a participar de forma activa, responsable e informada en la consulta para la refrendación de los acuerdos de La Habana.

Monseñor Luis Augusto Castro, presidente de la Conferencia Episcopal, convocó al pueblo colombiano “a sumarse a todos los propósitos para caminar hacia una Colombia nueva, reconciliada y en paz”.

Por su parte, el papa Francisco reiteró en varias oportunidades su apoyo al proceso de paz entre el Gobierno y las FARC-EP. “No tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación”, aseguró el sumo pontífice en septiembre de 2015.

En enero de 2016, Francisco destacó los esfuerzos del pueblo colombiano para superar los conflictos del pasado y lograr la tan ansiada paz. Seis meses después, tras el acuerdo de paz anunciado desde La Habana (Cuba), aseguró estar “muy feliz por la buena noticia”.

San Pedro Claver

Cuando el presidente Juan Manuel Santos anunció a Cartagena como sede de la firma de la paz, asoció la fecha (26 de septiembre) con el jesuita San Pedro Claver, pionero en la defensa de los derechos humanos.

Pedro Claver Corberó nació en Verdú (Cataluña, España) en 1580 y hace 400 años se ordenó como sacerdote. En Cartagena de Indias trabajó a favor de los esclavos traídos de África en tiempos de la Colonia y murió en 1654.

Foto: EFE

Su iglesia está ubicada en el centro histórico de Cartagena, justo al lado del convento donde pasó la mayor parte de su vida y que actualmente funciona como museo.

Jorge Camacho, párroco de la iglesia de San Pedro, explicó a EFE que Claver se preocupaba por el ser integral y por eso se convirtió en el precursor del derecho a la vida, a la alimentación y a la salud, de allí que su modelo de paz continúe vigente.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.