• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 30 agosto 2015





El Sumo Pontífice lamentó la muerte de los 71 migrantes encontrados en un camión en la autopista en Budapest, capital de Hungría. 

El Papa francisco recordó este domingo durante el acostumbrado ángelus dominical, a los migrantes que han perdido la vida durante sus viajes para llegar hasta Europa, e invitó a la comunidad internacional a actuar y a cooperar con eficacia para impedir estos crímenes que “ofenden a la humanidad”.

"La muerte de los migrantes en su camino hacia Europa es un crimen que ofende a la humanidad", dijo Francisco.

Asimismo, lamentó las innumerables muertes de personas en los terribles viajes y aseguró que orará por las 71 víctimas, entre ellas, cuatro menores, que fueron encontradas sin vida en un camión en la autopista entre Budapest-Viena".

Lea también→ Grecia intercepta a más de 700 inmigrantes en 48 horas

"Confió a cada una de ellas a la misericordia de Dios y a él pedimos que nos ayude a cooperar para impedir estos crímenes que ofenden a toda la familia humana", agregó.

El Papa aprovechó la oportunidad para recordar que en Harissa, Libano se proclamó el sábado al obispo sirio-católico Flaviano Michele Melki como beato, y pidió que ante la actual persecución de cristianos en Oriente Medio y otras partes del mundo, "la beatificación de este obispo mártir sirva para infundir en ellos consolación, valor y esperanza".

En contexto
La Agencia para los Refugiados de la Organización de las Naciones Unidas (Acnur), informó que el número de migrantes que han atravesado el Mediterráneo durante este 2015, supera los 300 mil, de los cuales, dos mil 500 murieron o desaparecieron en el mar.
Según el organismo, 200 mil de estas personas desembarcaron en Grecia y otros 110 mil en Italia.
Estas personas han huido de países como Siria, Irak y Afganistán alejándose de la violencia y de los conflictos.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.