• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La constructora brasileña pagó más de 3.000 millones de dólares en sobornos entre 2006 y 2014.

La constructora brasileña pagó más de 3.000 millones de dólares en sobornos entre 2006 y 2014. | Foto: Reuters

Publicado 13 marzo 2017

El dinero no declarado ante la justicia como parte del financiamiento de campañas políticas "siempre fue un modelo" dominante en Brasil, dijo el expresidente Emilio Odebrecht. 

La constructora brasileña Odebrecht financió ilegalmente a partidos políticos "desde la época de mi padre", declaró este lunes el expresidente de esa empresa, Emilio Odebrecht, ante el juez Sergio Moro.

El empresario ofreció las declaraciones como testigo de la defensa de su hijo, Marcelo Odebrecht, preso como presidente del grupo y quien cumple una condena de más de 10 años de prisión por su participación en el esquema de sobornos en la petrolera estatal Petrobras. 

Los fondos no declarados a la justicia en el financiamiento de campañas políticas "siempre fue el modelo reinante en el país", dijo Emilio Odebrecht. 

"Hubo obstáculos a partir de 2014 y 2015. Pero hasta entonces, siempre existió, desde la época de mi padre, de mi época, de la época de Marcelo, de todos aquellos que fueron ejecutivos del grupo", declaró el empresario quien habló a través de videoconferencia con el juez Moro.

El abogado de la defensa cuestionó si el sistema de pagos no contabilizados de Odebrecht había sido creado por Marcelo, a lo que Emilio respondió que "no, en ninguna hipótesis". 

>> Nuevo canciller de Brasil recibió "donaciones" de Odebrecht

Marcelo Odebrecht es acusado de pagar sobornos al exministro de Hacienda, Antonio Palocci, del Partido de los Trabajadores (PT). 

Odebrecht pagó unos 3.400 millones de dólares en sobornos y otras operaciones irregulares, 60 por ciento de esa suma en Brasil y 40 por ciento en el exterior, entre 2006 y 2014, según declaraciones de un exejecutivo hechas la semana pasada. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.