• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El 1 de mayo de 2006, cientos de miles de indocumentados no acudieron a sus trabajos en protesta por la falta de políticas que reconocieran sus derechos.

El 1 de mayo de 2006, cientos de miles de indocumentados no acudieron a sus trabajos en protesta por la falta de políticas que reconocieran sus derechos. | Foto: Reuters

Publicado 1 mayo 2016

A ocho meses de despedirse de la Presidencia de EE.UU., Obama continúa sin cumplir su promesa migratoria. El mandatario podría dejar sin respuesta a más de 11 millones de indocumentados en el país.

Lucha por los derechos de los inmigrantes en EE.UU. continúa vigente

Hace diez años, cientos de miles de inmigrantes se negaron a ir a trabajar en Estados Unidos como forma de protesta por la falta de políticas que reconocieran sus derechos.

La iniciativa pasó a la historia como el "Día Sin Inmigrantes" y causó gran impacto en industrias, el campo, mercados, restaurantes y otros establecimientos comerciales.

Fue esa la bandera utilizada por el entonces senador Barack Obama para llegar a la Casa Blanca en 2008 y ser reelecto en 2012. Sin embargo, a pocos meses de culminar su segundo mandato presidencial no ha podido cumplir su promesa electoral.

Balance de mandato en relación con el periodo presidencial de Obama

Periodo presidencial 2008 - 2012

Obama contaba con mayoría parlamentaria pero no hizo nada en políticas migratorias porque a su juicio otros temas de interés nacional tenían prioridad.

Periodo presidencial 2012 - 2016

El mandatario estadounidense pierde mayoría parlamentaria, por lo que su propuesta de reforma migratoria enfrenta una férrea resistencia en la Cámara de Representantes.

Cronología sobre la reforma migratoria de EE.UU.

Año 2008

El Congreso aprobó la Ley William Wilberforce de Reautorización para la Protección de Víctimas del Tráfico de Personas. Este proyecto prohíbe que menores migrantes que viajen solos sean deportados de inmediato, por lo que deben ser entregados al Departamento de Salud y Recursos Humanos para ser procesados y que un juez de inmigración decida su futuro en Estados Unidos.

15 de junio de 2012

Se frena de manera inmediata la deportación de jóvenes indocumentados que llegaron a EE.UU como niños.

El presidente estadounidense se compromete a crear una vía para que inmigrantes indocumentados con una situación migratoria especial (Dreamers), pudieran obtener la nacionalización por medio de una ley.

29 de enero de 2013

Obama pronuncia un discurso en el que aseguró que pondría todos sus esfuerzos en el logro de la reforma migratoria estadounidense. Expresó que si el Congreso no puede avanzar a tiempo, él enviaría un documento para insistir en una propuesta a favor de los migrantes.

El mandatario asume públicamente la existencia de 11 millones de extranjeros indocumentados.

27 de junio de 2013

El Senado aprueba con 68 votos a favor y 32 en contra un documento de reforma sobre seguridad fronteriza, regularización de los sin papeles, verificación del empleo y creación de nuevas visas.

Semanas después, el documento del Senado y que impulsó el Grupo de los Ocho, conformado por senadores reformistas, demócratas y republicanos, encontró una férrea oposición en la Cámara de Representantes.

El documento fue considerado el mejor avance en materia de atención a los inmigrantes.

28 de enero de 2014

El presidente Obama hace un llamamiento a los congresistas para aprobar una reforma al sistema migratorio y recordó que este mecanismo estimularía la economía.

20 de noviembre de 2014

El mandatario estadounidense anunció una medida ejecutiva migratoria para proteger de la deportación a cinco millones de indocumentados.

Esto representó un beneficio de relevancia para los migrantes, desde la reforma de 1986 impulsada por el expresidente Ronald Reagan, que permitió la legalización de tres millones de extranjeros sin papeles.

La medida ejecutiva tiene dos programas: uno que frena la expulsión de cinco millones de indocumentados, padres de ciudadanos y residentes (DAPA), y otro para inmigrantes indocumentados con una situación migratoria especial (DACA).

3 de diciembre de 2014

Dos semanas después que Obama anunció la Acción Ejecutiva, Texas y otros 25 estados demandaron la medida argumentando que el presidente se extralimitó en su poder ejecutivo y que la medida viola la Constitución.

Cierre del año 2014

La Patrulla Fronteriza detuvo a 68 mil 541 niños migrantes en un sector de la frontera suroeste con México, por lo que Obama fue llamado como el "deportador en jefe" cuando la cifra de expulsados rozaba los dos millones de personas.

16 de febrero de 2015

Un juez federal de Texas dictó una medida cautelar para la suspensión de la medida ejecutiva que implicaba el freno de las deportaciones.

Tiempo más tarde, la medida fue apelada por el Estado ante la Corte Federal de Apelaciones del 5to Distrito en Nueva Orleans y en última instancia ante el Tribunal Supremo.

La decisión siguió pendiente y las deportaciones continuaron pese a la acción ejecutiva.

Noviembre de 2015

El tribunal de Nueva Orleans ratificó el fallo de Texas.

El 20 de noviembre, en el primer aniversario del anuncio de la Acción Ejecutiva, el Gobierno le pidió al máximo tribunal de justicia revisar la medida.

La Corte Suprema incluyó la revisión en el calendario 2016 y programó una audiencia pública para el 18 de abril.

Cierre del año 2015

La cifra de menores detenidos por la Patrulla Fronteriza bajó 42 por ciento con respecto al año 2014, cuando fueron capturados más de 68 mil menores en la frontera.

En los dos últimos meses de 2015, las autoridades federales arrestaron a poco más de 10 mil, cifra que incluso la Casa Blanca catalogó como "inquietante".

La cifra de expulsados alcanzó los 235 mil 413. De esta cifra, 41 por ciento no tenía antecedentes criminales.

Cálculos de American Action Forum indican que el costo de la deportación, detención y transporte de los 11 millones de indocumentados en EE.UU. así como el efecto en la economía, estaría entre los 400 a 600 mil millones de dólares, más una reducción de 1.6 billones del PIB.

La detención de inmigrantes es cara, según la organización, y cuesta un promedio de 3 mil 900 dólares el detener a un indocumentado hasta su deportación.

12 de enero de 2016

Obama asegura en un discurso público que la reforma es un tema prioritario y urgió en la necesidad de "reparar el sistema".

Por su parte, Cecilia Muñoz, directora de política interna de la Casa Blanca, dijo que las personas que han cometido “delitos muy serios” y los indocumentados “recién llegados” a la frontera, “siguen siendo una prioridad” de deportación".

Organizaciones indicaron, en aquel momento, que entre 6 y 7 de cada 10 deportados no tenía antecedentes criminales que amenacen la seguridad nacional, y que la estadía indocumentada sigue siendo una falta de carácter civil, no criminal.

18 de abril de 2016

Se informa que la Corte Suprema dará a conocer en junio de 2016, su decisión sobre la acción ejecutiva de Obama para que pueda entrar en vigor.

Entre tanto, continúan las deportaciones de migrantes.

19 de abril de 2016

La Corte Suprema de Estados Unidos inició las audiencias para escuchar los argumentos que defienden la acción ejecutiva de Obama.

Durante los 90 minutos que duró la primera audiencia, cuatro jueces de la corte parecían dispuestos a respaldar los proyectos para detener las deportaciones, mientras que los cuatros conservadores estaba escépticos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.