• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La mayoría de los migrantes son personas jóvenes, que contribuyen a aumentar la población activa en países con una población con altos índice de envejecimiento.

La mayoría de los migrantes son personas jóvenes, que contribuyen a aumentar la población activa en países con una población con altos índice de envejecimiento. | Foto: Reuters

Publicado 18 diciembre 2016



La migración internacional resulta positiva tanto para el país de origen como para el de acogida, por eso, puede vincularse con el desarrollo y emprendimiento.

Relacionar a los migrantes y refugiados con el terrorismo y otros delitos se ha vuelto común en estos tiempos en los que se desarrolla la mayor situación de guerra en la historia. Sin embargo, los migrantes se desplazan para su desarrollo y emprendimiento, lo que genera beneficios para los países de acogida como para sus naciones de origen. 

A propósito de conmemorarse este 18 de diciembre el Día Internacional de los Migrantes, es preciso desmontar este mito que se ha extendido por naciones de Europa y en Estados Unidos, donde la discriminación hacia este grupo de personas va en aumento.

De acuerdo con datos de la ONU, en la actualidad el número total de migrantes internacionales ha aumentado de unos 175 millones en 2000 a 232 millones de personas. El organismo destaca que la distribución de estas personas en los continentes es más amplia y que los diez primeros países de destino reciben una porción más reducida del total de migrantes que en el año 2000.

49 por ciento de los migrantes en el mundo son mujeres

Suplir carencias en el mercado laboral

La llegada de migrantes contribuye a llenar espacios en el mercado laboral que los nacionales no quieren ocupar. Así, por ejemplo, este sector de la población ayuda a crear empleos porque aumentarán la demanda de productos y servicios, llenarán vacíos laborales y además con el pago de sus impuestos podrían financiar otros beneficios sociales, según un informe del centro de estudios Open Political Economy Network.

De acuerdo con este documento, la acogida de los migrantes o refugiados en Europa aumentará la deuda pública en unos 69 mil millones de euros entre 2015 y 2020, pero sumará 126 mil 600 millones a la economía. Para que este efecto positivo sea visible, advierten los economistas, es necesario garantizar a estas personas el ingreso al mercado laboral con la mayor prontitud.

 >> Traficantes han ingresado 500 mil niños refugiados a Europa

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha manifestado que los refugiados "quieren y pueden llegar a ser autosuficientes en los lugares que los acogen, lo que redunda en su propio interés y en el de las comunidades en las que viven". Asimismo, destaca que es menester de los Gobierno que los acogen "ofrecer medios de vida viables y sostenibles" y "satisfacer necesidades básicas, como la alimentación, el agua, la vivienda y la ropa".

La realidad de la mano de obra de refugiados y migrantes es distinta a las peticiones de Ban, pues muchos de ellos realizan trabajos forzados sin garantías de seguridad y respeto a sus derechos.

>> Activistas protestan en Alemania por expulsión de refugiados

El caso de Estados Unidos

Los migrantes residentes en Estados Unidos constituyen un ejemplo claro de empredimiento, pues han fundado más del 40 por ciento de las empresas en esa nación, según un informe de la organización de investigación Partnership for a New American Economy.

El porcentaje representa unas 90 compañías establecidas por inmigrantes y 114 creadas y dirigidas por sus hijos, las cuales figuran en la lista de las mayores empresas de EE. UU. publicada por The New American Fortune 500.

Pueden mencionarse entre ellas empresas como Apple, Google, AT&T, Budweiser, Colgate, eBay, General Electric o IBM.

Uno de cada diez migrantes tiene menos de 15 años de edad

El mérito de estas empresas en su aporte de la economía estadounidense puede resumirse en la cifra de 4,2 billones de dólares en ingresos, lo que supera el Producto Interno Bruto de cada país del mundo, exceptuando a la propia nación, China y Japón. 

Impacto de las remesas

El impacto del flujo de remesas es también significativo para los países receptores y alcanzó 431 mil 600 millones de dólares en 2015, es decir, 0,4 por ciento más que en lo registrado en 2014.

India se ha mantenido en el primer lugar de recepción de remesas en 2015 con casi 69 mil millones de dólares, seguido por China, Filipinas y Nigeria.

Con un saldo hasta el momento de 7 mil 189 personas fallecidas, el 2016 se convierte en el año más mortífero para los refugiados e inmigrantes de todo el mundo.

Por otro lado, en América Latina y el Caribe se registró la mayor tasa de aumento en las remesas durante 2015, con un 4,8 por ciento, una tendencia que esperan se mantenga para este 2016. En esta región, México es el país que más remesas recibe, seguido por Guatemala, República Dominicana, El Salvador y Colombia.

Las proyecciones del Banco Mundial, contemplan que el crecimiento de estos fondos en las naciones se mantendrían en alrededor del 3,5 por ciento en el mundo en los próximos dos años y contribuirían para reducir la pobreza, la desigualdad y la inestabilidad frente a crisis macroeconómicas. 

La diversidad cultural viene del extranjero

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el reto que plantea la migración en materia cultural es "comprender que la diversidad enriquece la vida y contribuye como condición al desarrollo" y en "la posibilidad de crear relaciones interculturales definidas desde el respeto mutuo".

"Sin lugar a dudas uno de los procesos sociales que participa de manera determinante en la conformación de ámbitos interculturales y transfronterizos, es la migración, la cual posee gran relevancia en la dinámica intercultural contemporánea", señala el organismo en su informe sobre el foro 2015 sobre la migración y la cultura. 

La Unesco destaca además que la diversidad cultural está vinculada al proceso dinámico, en virtud del cual las culturas cambian pero conservan su identidad, en un estado de apertura permanente a las otras.

>> Unos 5 mil refugiados han muerto en el Mediterráneo en el 2016


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.