• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Dos días después de destituir a Rousseff por modificación créditos suplementarios, el Senado legaliza esa acción.

Dos días después de destituir a Rousseff por modificación créditos suplementarios, el Senado legaliza esa acción. | Foto: Reuters

Publicado 3 septiembre 2016

Para Michel Temer, las protestas contra la destitución de Rousseff son realizadas por una cantidad insignificante de brasileños. 

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, minimizó este sábado las protestas que se han generado en el país en rechazo a la destitución de la mandataria Dilma Rousseff, por medio de un golpe de Estado bajo la fachada de juicio político.

“Son grupos pequeños. Parece que son grupos mínimos, ¿no? No tengo datos numéricos, pero son 40, 50, 100 personas. Nada más. Ahora, en el conjunto de los 204 millones de brasileños es una cantidad insignificante", aseveró Temer desde la ciudad china de Hangzhou, donde prevé participar en la cumbre del G20.

Asimismo, calificó a los manifestantes como “depredadores” y añadió que, pese a reconocer el carácter democrático de la protesta, deben ser “pacificadas”, algo que es “completamente imposible” de hacer desde su primer día de mandato.

 “Es más razonable preguntar quiénes son los golpistas. ¿Los representantes del pueblo que numéricamente, expresivamente, han decretado la incapacidad de Rousseff?”, se ha preguntado en relación con la denuncia de golpe de Estado.

El dato: la medida del Senado sacó del poder a la presidenta Dilma Rousseff elegida por 54 millones de brasileños. Fueron 61 senadores los que votaron a favor de su destitución.

>> Rousseff denuncia que no se respetó el debido proceso en el impeachment

Entretanto, Sao Paulo sigue siendo escenario de marchas en contra del Gobierno de Temer y en respaldo a Rousseff. Este sábado se vivió la quinta jornada de protesta y nuevamente terminó con enfrentamientos con la Policía Militar, cuyo contingente fue mayor que en días pasados.

Las manifestaciones se han replicado también en Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte y Porto Alegre.

Se espera que los movimientos sociales continúen sus protestas este domingo en la Avenida Paulista, tras el paso de la antorcha paralímpica.

En contexto

Luego de que el Senado de Brasil destituyera definitivamente a la mandataria Dilma Rousseff, apartada de su cargo desde mayo de este año, cientos de manifestantes salieron a las calles para protestar ante el llamado golpe parlamentario. 

El descontento del pueblo de Brasil tras la decisión del pasado miércoles, la cual culminó dos años antes el mandato de la presidenta Rousseff, comenzó cuando el juicio político fue presentado y aprobado por la Cámara de Diputados de Brasil. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.