• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los militares tenían orden de disparar

Los militares tenían orden de disparar | Foto: Getty

Publicado 4 julio 2015

Un informe con evidencias recientes del caso indica que los oficiales asesinaron a civiles sin contemplación el 30 de junio de 2014, luego de un enfrentamiento con presuntos criminales.

Evidencias presentadas el viernes por un grupo de defensores de derechos humanos en México apuntan a que el Ejército asesinó a quemarropa a la mayoría de los presuntos delincuentes en una bodega del pueblo de Tlatlaya (suroeste) en junio de 2014, informó un alto funcionario de la Organización de Naciones Unidas (ONU). 

El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Christof Heyns, denunció desde Ginebra, Suiza, que las nuevas pruebas se constataron tras analizar "informaciones periodísticas y el testimonio de una de las tres sobrevivientes señalaron que la mayoría de las víctimas fueron ejecutadas después de finalizado el enfrentamiento".

Sin embargo, La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) respondió al informe de derechos humanos sobre el caso, alegando que la orden dada las tropas aquel 30 de junio de 2014 fue proteger la vida de las personas y la seguridad de las tropas.

No obstante, Heyns subraya que "no ha habido ninguna investigación sobre la cadena de mando implicado en el caso Tlatlaya", y refiere que el informe consta que los militares mexicanos tenían la orden de disparar en la localidad donde entre las 22 personas muertas figura  una niña de 15 años. 

El documento presentado por el relator de la ONU respalda también la hipótesis de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (Ombudsman federal) que estableció en un informe que al menos 12 de las muertes fueron ejecuciones extrajudiciales.

Familiares de las Víctimas y activistas de derechos humanos exigieron a la Procuraduría General de la República (PGR) castigo para los soldados involucrados, ya que hasta ahora solo ha procesado a siete militares por la muerte de ocho civiles, “y afirma que el resto murió durante la operación”, lamentó Heyns.

 

Otro informe presentado por el Centro Pro de Derechos Humanos, revela que las órdenes de operaciones dadas al oficial a cargo de la operación, incluyendo la directiva fue que "las tropas deberán operar en la noche en forma masiva y en el día reducir la actividad a fin de abatir delincuentes".

“Las órdenes de oficiales encargados nunca pueden consistir en salir y matar criminales, deben consistir en arrestar, y sólo si se prueba necesario, el uso de la fuerza debe ser el mínimo", sentenció Heyns, quien reiteró la exigencia de una investigación profunda respecto al caso. 

Ante las declaraciones del relator de la ONU, Rocío Culebro, directora general del Instituto Mexicano de DDHH y Democracia (IMDHD) dijo con cierto hermetismo a la prensa internacional que "esperamos un reporte oficial detallado sobre ese enfrentamiento; no se han presentado evidencias, tenemos una preocupación porque no se cometan ejecuciones extrajudiciales, desde que el Ejército y las fuerzas federales se han involucrado en acciones de Seguridad Pública en el marco de la lucha contra el narcotráfico".

En Contexto

El 10 de octubre de 2014, la PGR dijo que el ejército le notificó de violaciones al protocolo castrense, inmediatamente después de que los militares asesinaron a los presuntos delincuentes en el municipio de Tlatlaya.

Luego, el 22 de octubre, el entre judicial dio a conocer los primeros indicios de la investigación en la que solo apuntaban la implicación de siete militares.  Posteriormente, dijo que la acusación contra los efectivos se haría efectiva por matar a 15 civiles en la localidad, pero las investigación no trascendieron.

Este caso generó un gran escándalo en México sobre las prácticas de las fuerzas de seguridad en el combate al crimen organizado, al que se suma la desaparición de 43 estudiantes que fueron atacados por policías locales y sicarios del narcotráfico en Guerrero (sur).

Lee » Mexicanos siguen esperando respuestas por caso Ayotzinapa


Comentarios
1
Comentarios
La elección de la fotografía que presenta el artículo es un descriterio: amarillista, morbosa, vulgar. El contenido debe ser lo mismo.
Nota sin comentarios populares.