• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La dirigente social se encuentra detenida desde enero por orden directa del Gobierno de Argentina.

La dirigente social se encuentra detenida desde enero por orden directa del Gobierno de Argentina. | Foto: Flickr

Publicado 18 agosto 2016

La activista argentina debía pasar diez días de confinamiento en una celda.

La organización argentina Tupac Amaru informó este jueves que la justicia de la provincia Jujuy, norte de Argentina, suspendió la medida de incomunicación que pesaba sobre la dirigente social y parlamentaria del Mercosur, Milagro Sala.

La agrupación política indicó que "se levantó la sanción por la cual Milagro Sala debía permanecer incomunicada y aislada por un lapso de 10 días, que vencía el lunes próximo".

>> Movimientos del ALBA exigen libertad de activista Milagro Sala

La activista Sala había sido privada de comunicación y aislada en el penal de Alto Comedero por supuesta “inconducta y recibir llamados telefónicos no permitidos”.

Frente a esta medida surgieron protestas y reclamos como medidas de fuerza contra la sanción. Dirigentes de la Tupac Amaru y de otras organizaciones sociales habían iniciado una huelga de hambre, a la que se sumarían este jueves casi 70 sacerdotes.

Sala había comenzado el pasado viernes una huelga de hambre que suspendió el miércoles a petición de sus familiares.

>> Argentinos instalan campamento en rechazo a la incomunicación de Milagro Sala

En contexto

La parlamentaria del Mercado Común del Sur (Mercosur) se encuentra detenida desde el 16 de enero, acusada de fraude al Estado, asociación ilícita y extorsión en varias causas judiciales.

Una de esas causas investiga si la dirigente se quedó con 29 millones de pesos (2,1 millones de dólares) destinados a la construcción de viviendas sociales que debía realizar la Tupac Amaru.

Sin embargo, el motivo de su encarcelamiento fue por una acción de protesta: el acampe en Plaza Belgrano ante la negativa de diálogo del gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales.

A juicio de activistas y defensores de los derechos humanos en Argentina, la detención de Sala es sinónimo de criminalización a la protesta y de corte político.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.