• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La reforma no ha logrado subsanar el problema de la informalidad laboral.

La reforma no ha logrado subsanar el problema de la informalidad laboral. | Foto: Proceso

Publicado 2 marzo 2017

La reforma Laboral aprobada en 2012 ha contribuido a la desigualdad y muy poco a la generación de más empleos bien pagados con el fin de aumentar la productividad del país. 

En el año 2012 fue aprobada por el Congreso de México la reforma a la Ley Federal del Trabajo. Con más de cuatro años en vigencia el balance que ofrece su aplicación ha sido catalogada de decepcionante y hasta de ser un absoluto fracaso. 

La reforma, la cual flexibilizó las formas de contratación y despido, ha precarizado la vida de la clase trabajadora en México, de acuerdo con sindicatos, trabajadores y analistas.

>> México: opción para informáticos indios si los rechaza EE.UU.

Pérdida de derechos


La reforma Laboral fue presentada como una iniciativa del presidente Felipe Calderón (2006-2012) a la Cámara de Diputados para revisar los cambios, pero el proceso de modificación siguió en marcha y fue aprobada en el Congreso por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN),

Entre las modificaciones polémicas que tiene la ley se encuentran los contratos a prueba, el outsourcing o tercerías, el pago y tope de salarios caídos en caso de huelga, horarios flexibles, así como el pago por hora.

Con referencia a los contratos de prueba de capacitación, estos pueden durar desde un mes hasta medio año.

En caso de que el empresario decida no emplear a quienes mantuvo en prueba no está obligado a pagar indemnización alguna por sus servicios. 

Otro de los puntos controvertidos ha sido el "Outsourcing" o la subcontratación. Según críticos esta no es del todo un acierto, debido a que no existe supervisión e inspección adecuadas para evitar que en la industria u organizaciones evadan el cumplimiento de los derechos laborales y el pago de impuestos.

Sindicatos y trabajadores se han pronunciado contra la reforma. Foto: Proceso

En este aspecto, María Xelhuantzi, profesora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en entrevista para el medio Animal Político señala que a reforma es muy engañosa porque se limita a una empresa a terciarizar o subcontratar un sector “estratégico” de sus funciones, porque la definición de estratégico, si no hay sindicatos, lo hará la propia empresa, por lo tanto podrá decidir todas las actividades que quiera terciarizar o subcontratar.

Con resultados negativos


De acuerdo con expertos, analistas y sindicatos, la reforma laboral ha incumplido con las promesas de generar más y mejores empleos.

Algunos señalan que con la reforma quienes pierden son los trabajadores, ya que el trabajador ha perdido los beneficios y derechos que buscaban equilibrar la natural desigualdad existente entre él y los dueños de los medios de producción.

Además, de acuerdo con cifras oficiales antes de la implementación de la reforma laboral, el promedio de incremento de empleo anual era mayor al 4 por ciento, 1,36 veces superior al promedio de los años 2013 y hasta octubre de 2014 el cual es de tan solo 3,2 por ciento.

Asimismo, de acuerdo con la revista Contralínea se contabilizan en México 15 millones 300.500 personas en la indefensión laboral.

>> 216 casos por tortura son atendidos en México, dice la CNDH

En este sentido, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados reveló que, existe un déficit estimado de 5 millones de puestos de trabajo estables, el 57,6 por ciento de los los 52 millones que conforman la población económicamente activa (PEA) se encuentra en la informalidad, debido a que cada año deben crearse entre 750.000 y 800.000 nuevos empleos, en especial para los jóvenes.

Sumado a esto, cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) reflejan que la reforma no ha logrado subsanar el desempleo y tampoco ha mejorado la calidad de los sueldos, ya que el 82 por ciento de la población económicamente activa en México apenas gana 1,6 salarios mínimos, es decir menos de 100 pesos diarios. 

Héctor de la Cueva del Centro de Investigación Laboral y de Asesoría en entrevista con teleSUR afirmó que la reforma “ha implicado que más trabajadores tengan empleos inestables. Facilitó las diferentes formas de contratación a los patrones y facilitan el despido al pagar solo un año de salarios caídos en caso de despido injustificado”.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.