• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La base depende del Ejército Popular chino, a diferencia de una estación espacial similar en Mendoza.

La base depende del Ejército Popular chino, a diferencia de una estación espacial similar en Mendoza. | Foto: Conae

Publicado 17 marzo 2016

El gigante asiático ha sido objeto de duros cuestionamientos por la construcción de la instalación, ya que se podría relacionar con su eventual uso estratégico militar en la región y con la existencia de cláusulas secretas.  

China construye su tercera y "más moderna estación interplanetaria y la primera fuera de su propio territorio" como parte del Programa Nacional de Exploración de la Luna y Marte, en los confines más australes de América del Sur en el Paraje de Quintuco (provincia de Neuquén) en el corazón de la Patagonia argentina. 

¿Clásulas secretas? 

El secretario general de la Comisión Nacional Aeroespacial (Conae) de Argentina, Félix Menicocci, calificó la aseveración como "una gran falacia", pues asegura que no existen anexos secretos en la construcción de la base. 

Pese a que el funcionario niega la existencia de cláusulas, resulta incongruente que el presidente argentino Mauricio Macri haya prometido revelarlas. 

Un dato que inquieta a los analistas es que la base "depende del Ejército Popular chino, a diferencia de una estación espacial similar realizada por acuerdos con la Unión Europea en la provincia de Mendoza, más al norte, cuya contraparte es una entidad civil". 

El analista político y director de la Consultora Nueva Mayoría, Rosendo Fraga, observa que "para China, lo satelital es una división del Ejército, no importa el uso que se le dé al satélite. Y el uso militar de esa información, si existe, es incontrolable".

El dato: De acuerdo al cronograma oficial la llamada "Estación de Espacio Lejano" debería estar operativa a finales de este 2016. El objetivo inmediato es el avistaje lunar. 
Una poderosa antena de 35 metros para investigación del "espacio profundo", levanta polémica, misterio y suspicacias. 
Sin embargo, la carta de Compromiso fechada el 20 de febrero de 2014, por la cual la empresa estatal china Lanzamiento de Seguridad y Control de Satélites (CLTC) afirma que los objetivos de la estación espacial son "totalmente civiles y no será operada por personal militar". 


Ubicación estratégica

¿Por qué la base se construye en Quintuco, en el corazón de la Patagonia, y no Groenlandia? 

Autoridades del Conae se defienden de la polémica al asegurar que la base es para "fines pacíficos", sin embargo, esto no está especificado en el acuerdo original de las dos entidades espaciales firmado en el 2012.  

De igual manera, tampoco niegan la utilización militar de las instalaciones, además de incluir un artículo de confidencialidad de equipos, actividades y programas. 

El intendente de Neuquén, Horacio Quiroga, una de las voces críticas que se alzó desde el inicio del proyecto espacial, explicó que lo de la base sigue lleno de incógnitas. 

"Se eligió ese paraje desértico de Neuquén porque se necesitaba un lugar plano en una especie de territorio parecido a una palangana donde haya cierto relieve montañoso alrededor, que sirviera para que no hubiese interferencia", precisó Menicocci, sobre las razones del emplazamiento de la estación espacial en un predio de 200 hectáreas y con una zona de exclusión de frecuencias de un radio 100 kilómetros. 

"Tiene que ser un lugar comunicado con rutas y fibra óptica pero a su vez tiene que estar aislado (...) En la base, a mi entender, no rige la ley argentina. De hecho es un lugar que prácticamente es territorio chino", dijo  Quiroga.


Cuando la carrera espacial apunta a Marte, los chinos quieran ir a la Luna

Menicocci explica que los chinos fueron uno de los últimos jugadores internacionales en entrar al espacio. Por eso necesitan probar su tecnología, y llegar a la Luna es la primera fase. 

El secretario general de la Conae asegura que los asiáticos dicen estar interesados en obtener  helio 3, un combustible que les serviría para continuar su carrera hacia Marte, no con viajes tripulados sino con misiones robóticas.  

El funcionario argentino insiste que la base "No sirve para el uso militar, para seguir un misil u otro tipo de artefacto militar. Además, tenemos equipos para detectar transmisiones no autorizadas."


Tensa relación bilateral Argentina-China 

Con la llegada al poder de Mauricio Macri, el tema de la misteriosa base espacial china en la Patagonia es solo uno de los temas delicados que impactan en la relación bilateral que tienen epicentro en la Patagonia. 

A la agenda diplomática acaba de sumarse el hundimiento de un pesquero de bandera china, por lo que Pekín ha expresado "seria preocupación" mediante una queja formal. Según el analista Rosendo Fraga "el comunicado implica una escalada en la tensión bilateral".  

Además, señala que la cautela del Gobierno argentino se enmarca en la redefinición de su relación con China. 

"Argentina no ha decidido si sigue adelante con las represas con inversión millonaria china en Santa Cruz -acordadas por el anterior gobierno- y a su vez China no ha renovado, como le pidió Argentina, el cambio de divisas acordado para reforzar las reservas del Banco Central", concluyó Fraga. 

Detalles: Una eventual revocación del contrato requiere preavisos de cinco años. En los planes de la potencia asiática, el tiempo apremia. A fines de 2016, China podría lanzar su segunda misión a la Luna, justo cuando esté del todo operativa su flamante base en Argentina.

>> Argentina hunde barco pesquero chino en aguas de su territorio


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.