• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En las siete regiones se vota con sistemas electorales diferentes y los resultados definitivos de los comicios se conocerán el lunes.

En las siete regiones se vota con sistemas electorales diferentes y los resultados definitivos de los comicios se conocerán el lunes. | Foto: Archivo

Publicado 31 mayo 2015

Las elecciones regionales que se llevan a cabo en siete de las 20 regiones de Italia se han desarrollado con absoluta normalidad.

Este domingo alrededor de 22 millones de italianos están llamados a las urnas electorales para renovar las administraciones de siete de las 20 regiones de Italia. Hasta ahora la jornada ha transcurrido sin incidencias y con poca participación.

El Ministerio de Interior en ese país informó que a las 12H00 hora local (10H00 GMT) la afluencia se situó en el 15,7 por ciento, lo que representa un crecimiento de cinco puntos, respecto a las anteriores elecciones.

En estos comicios participa un 37 por ciento de los ciudadanos con derecho al voto y se elegirán los gobiernos de las regiones de Véneto, Liguria, Toscana, Umbría, Las Marcas, Campania y Apulia y se renovarán las administraciones de un millar de alcaldías.

En las siete regiones se vota con sistemas electorales diferentes y los resultados definitivos de las elecciones se conocerán el lunes, mientras que en Toscana está prevista una segunda vuelta en el caso de que ningún candidato supere el 40 por ciento.

Prueba de gestión

Este proceso electoral supone una primera gran prueba para el jefe del Gobierno, Matteo Renzi, y para el ex primer ministro Silvio Berlusconi y su Forza Italia.

Desde las pasadas elecciones europeas en las que el Partido Demócrata (PD) de Renzi alcanzó un histórico 40 por ciento de los votos y las elecciones de noviembre en las regiones de Emilia-Romaña y Calabria, el primer ministro y su política no se han sometido a una gran prueba en las urnas.

Vea también→ Berlusconi se distancia del Gobierno para reformas

Estas elecciones someten a examen a las reformas del Gobierno, las cuales en su mayoría llevan el sello personal de Renzi, aunque este no ha querido involucrarse demasiado en la campaña electoral.

En la jornada del sábado, al margen de un acto, Renzi reiteró que no considera estos comicios "un test personal" ni a su gobierno y se mostró optimista.

Por su parte, Silvio Berlusconi sí se ha implicado en primera persona en la campaña electoral, con su partido Forza Italia, con el que tocó el mínimo histórico en las últimas elecciones europeas y atraviesa una importante crisis con la salida de algunos de sus miembros más renombrados.

"De las urnas me espero sorpresas y confió en la inteligencia de los italianos", afirmó Berlusconi en una entrevista publicada por el diario "Il Giornale".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.