• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los familiares de Daily Anali, de 15 años, esperaron una semana para realizar el funeral.

Los familiares de Daily Anali, de 15 años, esperaron una semana para realizar el funeral. | Foto: Prensa Libre

Publicado 17 marzo 2017

En medio del dolor, la angustia e incertidumbre se apoderan de las familias de las víctimas del incendio en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Negligencia, irresponsabilidad, incertidumbre, demoras en revelar la identidad de las víctimas, falta de recursos económicos para pagar los gastos del velatorio y sepelio. Las consecuencias del incendio ocurrido en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en el municipio de San José Pinula, Guatemala, en el que murieron 40 menores, muestran la realidad de una sociedad que golpea a los más desposeídos. 

Madre esperó una semana para inhumar a su hija

El cuerpo de Daily Anali de 15 años, finalmente fue trasladado a Huehuetenango, de donde es originaria, después de una semana de angustia de su madre a quien no daban razón de su hija.

Desconsolada, Anastasia Martínez, de oficio empleada doméstica y madre de la niña, relata que fueron momentos de angustia y desesperación los que vivió durante toda la semana desde que ocurrió la tragedia, porque no le informaron si su hija estaba con vida o fallecida. No fue hasta el martes último que le notificaron que una prueba de ADN ratificaba su parentesco con uno de los cuerpos sin ser reconocidos.

>> Revelan abuso policial en tragedia de las niñas en Guatemala

Dice que no tiene recursos económicos para pagar los gastos del velatorio y sepelio. Los restos de la menor, que según familiares "soñaba con ser contadora", están expuestos en una iglesia evangélica de la zona 8 de la cabecera departamental. Anastacia informó a Prensa Libre que tiene el ofrecimiento de un panteón en el cementerio local.

Anastasia no puede contener las lágrimas al recordar los anhelos que su hija tenía, entre ellos contar con una oficina de contabilidad.

La declararon muerta

Familiares de Estefani Dariana Sotoj Hernández, quien fue declarada muerta por las autoridades, confirmaron que ella sigue con vida, pues está internada en el hospital Galveston, ubicado en Texas, Estados Unidos.

La menor, de 15 años, sufrió quemaduras graves durante el incendio.

El viernes pasado fue declarada muerta en ese nosocomio. Las autoridades emitieron el acta de defunción y fue entregada a su padre, Carlos Sotoj, quien descubrió que la fallecida no era su hija.

“El cadáver que nos entregaron tenía tatuajes y la nena no tenía. Además, el color del cabello era diferente.

Después descubrimos que ella está en Texas con el nombre de Melany Rac Hernández”, explicó Alba de Ochoa, tía de Estefani.  ​​​​

>> Gobierno de Jimmy Morales, incapaz ante tragedia en albergue

El sábado último, Carlos fue al Ministerio Público (MP) para interponer una denuncia por la negligencia del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) y de la Procuraduría General de la Nación (PGN).

“En el MP no me quisieron tomar la denuncia. Eso me molestó. Esta situación es horrible. Es una gran irresponsabilidad de las autoridades”, expresó Carlos Sotoj.

“El Renap es responsable de emitir el acta de defunción. Aunque no nos compete, tengo entendido que la PGN apoyará legalmente para anular el acta de defunción”, indicó Roberto Garza, portavoz del Inacif.

Silencio de las autoridades desde el día del incendio

En el amanecer del miércoles 8 de marzo, cuando sucedió la tragedia, los padres acudieron al hogar, pero sólo encontraron ambulancias, patrullas y un celoso silencio de las autoridades que en algunos casos tardaron más de diez horas en brindar información oficial.

A partir del mediodía varios autobuses con menores salieron del albergue y los familiares denunciaron que no fueron notificados sobre el traslado y el lugar adonde los llevaron es desconocido.

"Son unos ingratos, hay 19 jovencitas muertas ahí adentro, más de 30 fueron llevadas al hospital, deben de tener los nombres, son humanos y no son animales a quienes están cuidado", vociferaba Rolando Hernández a los oficiales de la Procuraduría General de la Nación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.