• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El juez Antonio Morales presentó su renuncia el pasado 10 de noviembre, pero aún continúan evaluando si es aceptada o no.

El juez Antonio Morales presentó su renuncia el pasado 10 de noviembre, pero aún continúan evaluando si es aceptada o no. | Foto: Prensa Libre (Archivo)

Publicado 27 noviembre 2015

La Línea es uno de los casos más escandalosos de corrupción en la nación guatemalteca. 

El fiscal Antonio Morales anunció su renuncia al caso de corrupción en Guatemala conocido como “La Línea”, informó una fuente oficial. 

Así lo dio a conocer la fiscal General de Guatemala, Thelma Aldana, quien indicó que aún continúa evaluando si acepta o no la renuncia de Morales, encargado de preparar la acusación contra la exvicepresidenta Roxana Baldetti, involucrada en uno de los casos más polémicos en ese país. 

Según Aldana, Morales señaló que su renuncia se debe a ”motivos personales”, pero, adelantó que sería otro fiscal el que a partir de este viernes lleve adelante la acusación contra Baldetti. 

La funcionaria precisó que la renuncia de Morales fue presentada el pasado 10 de noviembre.

Lea también: Noruega financia el "combate a la corrupción" en Guatemala

EL DATO: El titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, admitió el organismo recibe financiamiento extranjero que supera los cinco millones de dólares, provenientes de Estados Unidos y Europa. 

Morales descartó la versión que señala que integraría un bufete de abogados conformados por excolaboradores de la CICIG, destaca Prensa Libre. 

Lea tambiénGuatemala: la trama de la corrupción

Por otra parte, Aldana indicó que podrían presentarse denuncias contra de sus integrantes porque tienen conocimiento de los casos que la entidad internacional trabaja.

La fiscal General explicó que los funcionarios que ahora quieran estar en la contraparte del caso, “tienen la obligación legal de guardar los secretos” que se revelaron en la CICIG.

En contexto: El caso “La Línea” enmarca la corrupción en el fraude aduanero, lavado de dinero y extorsión que involucró a más de 150 funcionarios públicos, entre ellos al expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y la exvicepresidenta Roxana Baldetti.
Analistas señalan que la oposición de Pérez Molina a la extensión del Plan Alianza con Estados Unidos condujo a la apertura de la investigación de la CICIG además, de fortalecer la presencia norteamericana en la región centroamericana. 
Estos hechos provocaron la renuncia de Pérez Molina y su aprehensión por estar involucrado en el fraude aduanero que supera los tres millones de dólares. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.