• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
De la Calle insistió en que el Gobierno desea que se termine la guerra.

De la Calle insistió en que el Gobierno desea que se termine la guerra. | Foto: teleSUR

Publicado 13 julio 2015

El jefe negociador del Gobierno colombiano Humberto de la Calle dice que un cese del fuego bilateral es posible, pero no se logrará fácilmente. 

El jefe negociador en los Diálogos de Paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Humberto de la Calle aseguró este lunes que el propósito del acuerdo para llegar a un cese al fuego bilateral “es crear confianza y abrir un espacio para que rápidamente logremos terminar con el conflicto de manera definitiva”, expresó durante una rueda de prensa. 

De acuerdo con el delegado colombiano, “no será un proceso fácil de alcanzar y que sólo será posible si las FARC-EP cumplen con el cese unilateral, anunciado la semana pasada, que tendrá como duración un mes”. Insistió además en que el Gobierno desea también terminar con la guerra. 

Lee: “Colombia: Gobierno y FARC-EP plantean cese al fuego bilateral”

También invitó a todos los colombianos a no temer a la paz. “Nos comprometemos a trabajar de manera corrida para alcanzar un acuerdo”, dijo.

Explicó que para diferenciar las acciones terroristas de bandas criminales como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), de la tregua en el cese al fuego, se deberá hacer un monitoreo permanente.

De la Calle detalló que es fundamental “la concentración” y si se logra el monitoreo “no hay ninguna razón para no diferenciar una acción terrorista de un acto de bombardeo por parte de las FARC-EP o del Gobierno. “Aunque haya detalles de implementación, la razón es terminar la guerra, de cara y con la certeza que los elementos centrales de la agenda estarán enfocados en suspender las operaciones militares”.

Lee también: “Santos: Este desescalamiento no es un cese al fuego bilateral”

Mientras que el alto comisionado de la parte negociadora Sergio Jaramillo, manifestó que “lo primero es una fase de gestos para bajarle el nivel a la confrontación y calmar a la gente en los territorios bélicos”.

EL DATO:
Durante los 31 meses que llevan las negociaciones en La Habana, la insurgencia ha decretado seis veces el cese al fuego unilateral (anteriormente lo hicieron en épocas de elecciones y fiestas decembrinas) tratando de buscar la misma acción por parte del Gobierno y el desescalamiento del conflicto, sin embargo, el mandatario Santos se ha mostrado renuente a este llamado.

Cuatro meses de prueba y definitorios del conflicto

Ante lo que pueda suceder en estos próximos cuatro meses de prueba, De la Calle puntualizó que “sobre los avances que se presenten en La Habana, si somos capaces de mantenerlos, esto demuestra que el acuerdo estaría más cerca de agilizar los aspectos temáticos (…) debido a que ahora el nuevo método de negociación será más por temas, que por ciclos de 11 días”, aclaró. 

Se tiene prevista en las siguientes horas una rueda de prensa del Frente Amplio por la Paz, para dar detalles de las más recientes decisiones tomadas en La Habana.

En contexto:
Representantes del Gobierno colombiano se reunen con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) para conversar en La Habana desde el año 2012, tratando de conseguir una salida concertada a la confrontación, que lleva más de medio siglo.
Como resultado de los diálogos de paz, se han alcanzado acuerdos parciales en temas como la reforma rural integral, participación política y garantía para la oposición, el tema de las drogas ilícitas, además de un programa para el desminado, y la creación de una comisión de la verdad.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.