• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los científicos pueden estudiar las profundidades del océano y su variación climático

Los científicos pueden estudiar las profundidades del océano y su variación climático | Foto: AP

Publicado 3 junio 2015

Más de 400 mil mamíferos marinos han permitido a investigadores escoceses conocer la temperatura y nivel de sal de los mares.

Las focas ayudan recuperar datos de las profundidades de los océanos a científicos que investigan el cambio climáticos y su condición meteorológica. 

Equipadas con sensores, las focas facilitan a los investigadores conocer datos de lugares a los que no pueden tener acceso. Se instalan en la frente de los mamíferos sin necesidad de intervención quirúrgica.

​Cuando las focas mudan de piel mediante procesos naturales el equipo se desprende sin causar dolor. La colaboración de los mamíferos es parte de un proyecto iniciado en 2004 que ha incluido a más de mil desde su lanzamiento para estudiar los mares.

“Nos proporcionan datos de lugares sobre los que no teníamos ninguna información. Es algo único”, declaró Mike Fedak, de la Universidad de St. Andrews, al este de Escocia. 

 

Los investigadores buscan que el mundo conozca su labor en los océanos en colaboración con las focas, por lo que abrieron el sitio web "Marine Mammals Exploring the Oceans Pole-to-pole" (Los mamíferos marinos exploran los océanos de un polo a otro), donde publican las informaciones recolectadas hasta el momento.

"Los datos pueden ser utilizados de múltiples maneras, por ejemplo para medir los movimientos de los glaciares" añadió Fedak.

Los sensores funcionan con baterías diseñadas para durar meses, y permiten a los científicos mediar la salinidad y temperatura de los océanos vía satélite.

Actualmente desarrollan otros sensores que permitirán medir el nivel de oxígeno en el agua y su concentración de clorofila. A partir de allí podrán conocer los niveles de dióxido de carbono y estudiar el fenómeno de acidificación de los océanos.

Desde 2004, los investigadores han recabado datos de 400 mil focas, que pueden sumergirse hasta  dos mil 100 metros de profundidad.

"Las informaciones que recibimos nos dan detalles sobre el entorno de la foca. Es como si nos tuitearan", explicó Lars Boehme, un profesor de la Universidad de St Andrews que participa en las investigaciones.

Los sensores fueron probados en una centena de animales marinos como tortugas, ballenas o tiburones, antes de usarlos con las focas, añadió Boehme.

El proyecto integra un equipo de 11 países: Sudáfrica, Alemania, Australia, Brasil, Canadá, China, Estados Unidos (EE.UU.), Francia, Groenlandia, Noruega y El Reino Unido. 

No deje de ver >>» Cambio climático obliga a osos polares a migrar más al norte.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.