• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Miembros en las labores de rescate y búsqueda de supervivientes tras la avalancha en el hotel Rigopiano

Miembros en las labores de rescate y búsqueda de supervivientes tras la avalancha en el hotel Rigopiano | Foto: EFE

Publicado 26 enero 2017

Durante una semana, decenas de socorristas excavaron sin descanso en condiciones meteorológicas adversas para socorrer a los sobrevivientes de la tragedia del hotel Rigopiano.

Con un saldo de 11 sobrevivientes y 29 fallecidos, concluyó este jueves la tragedia del hotel Rigopiano, sepultado por una avalancha en la cadena montañosa del Gran Sasso, a unos 185 kilómetros al nordeste de Roma.  

Según la información difundida por varios medios de prensa, los dos últimos cadáveres, un hombre y una mujer, fueron hallados la víspera, poco antes de la medianoche, cerca del bar, uno de los espacios donde los trabajadores y huéspedes aguardaban la llegada de una barredora de nieve que despejaría la vía de acceso a la instalación para abandonarla.

>> Se elevan a 14 los muertos en hotel sepultado en Italia

En el lugar donde hasta hace ocho días existió un centro turístico de categoría cuatro estrellas, a mil 200 metros sobre el nivel del mar, cesaron las esperanzas de encontrar nuevas señales de vida y con ellas las labores de búsqueda.  

Durante una semana, decenas de socorristas procedentes de todo el país excavaron sin descanso en condiciones meteorológicas adversas, en la espesa capa de nieve y hielo de hasta 10 metros bajo la cual quedaron los restos de la edificación, tratando de llegar a su estructura principal.  

Al ocurrir el desastre, el miércoles 18 de enero alrededor de las 17.00 hora local, los huéspedes y visitantes esperaban ansiosos la llegada de la barredora que debía desbloquear el camino, obstruido por las nevadas de días anteriores.  

En total eran 40 personas, 12 trabajadores y 28 huéspedes, entre ellos los cuatro niños rescatados con vida en el salón de esparcimiento donde jugaban al producirse la catástrofe.

Todos se aprestaban a abandonar el hotel preocupados e inseguros por la secuencia de cuatro terremotos de magnitud superior a cinco grados que sacudió la zona a partir de las 10.25 hora local, pero tenían que esperar la llegada del equipo.

Sólo dos personas, el responsable de mantenimiento y un huésped que había salido a buscar un medicamento para su esposa en su automóvil, no resultaron atrapados en los escombros y dieron la voz de alarma.

>> Rescatan a diez sobrevivientes de avalancha en Italia

Los demás fueron sorprendidos por la avalancha que embistió el edificio a 100 kilómetros por hora con una masa acumulada de alrededor de 120 mil toneladas.  

De acuerdo con un informe elaborado por el cuerpo de carabineros forestales del Servicio Nacional de Prevención de Nieve y Avalanchas (Meteomont), el área frontal del deslizamiento fue de 500 metros de ancho y 250 de largo, con un espesor de 2,5 metros y un recorrido de unos dos kilómetros.

Por su parte, la fiscalía prosigue las investigaciones para reconstruir los hechos y determinar la existencia de responsables en la cadena de acontecimientos que condujeron a la tragedia.  

La indagación se centra en varias cuestiones, y en primer lugar en si fue irresponsable la construcción de este hotel en los años sesenta.

"Sobre esto habrá una respuesta por parte de la Fiscalía", aseguró la fiscal adjunta de Pescara, Cristina Tedeschini.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.