• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El tifón dejó más de siete mil personas fallecidas, además de destrucción y devastación. (Foto: Archivo)

El tifón dejó más de siete mil personas fallecidas, además de destrucción y devastación. (Foto: Archivo) | Foto: Archivo

Publicado 8 noviembre 2014

El tifón Haiyan que hace un año azotó a Filipinas, dejó más de siete mil muertos, muchos de los cuales no han sido recuperado por sus familiares.

Este sábado se conmemora un año del paso del tifón Haiyan en Filipinas, que dejó tras de si destrucción y muerte. Todavía sobrevivientes buscan a sus familiares fallecidos que fueron enterrados en fosas comunes de manera caótica.

La catástrofe que ocurrió el 8 de noviembre de 2013 provocó más de siete mil 350 muertos. Formado en pleno Océano Pacífico, el tifón Haiyan devastó las islas centrales del archipiélago filipino, registrándose los mayores vientos y olas gigantes que se tuviera memoria de ese litoral.

Unos 14 millones de personas (alrededor del 15 por ciento de la población nacional), viven en la zona siniestrada, una región eminentemente agrícola y de pesca, y también una de las más pobres del país. A pesar de los esfuerzos de reconstrucción, millones de sobrevivientes aún no cuentan con un techo y medios de subsistencia.

Algunos testimonios

Josephine Crisóstomo, de 41 años de edad, quien perdió a sus tres hijos en la fuerte tempestad dijo que “extraño terriblemente a mis hijos (...) Tú me haces falta hijo mío, te quiero tanto”, dijo en los alrededores de la gran ciudad siniestrada de Tacloban.

Por otra parte, Lillia Olajay, de 77 años, quien perdió a su hija adoptiva y a su nieto, señaló que “estoy tan sola, ceno y me acuesto temprano porque no soporto la soledad de la noche”.

El alcalde de Tacloban, Alfred Romualdez, envió un mensaje positivo a los filipinos, donde afirmó que tras el tifón son "mejores y más fuertes".

"Juntos podemos transformar nuestro dolor y nuestro sufrimiento en fortaleza y motivación", dijo Romualdez frente a miles de filipinos.

El alcalde también quiso dar las gracias a la comunidad internacional por la respuesta al desastre humanitario. "Es imposible expresar lo agradecidos que estamos por el amor y la generosidad que hemos recibido", agregó.

En 2013 al menos 26 mil personas perdieron la vida en desastres naturales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.